Se amplían las restricciones de movilidad a una ZBS y se levanta en otras tres y dos localidades

La Comunidad de Madrid va a ampliar las restricciones de entrada y salida por COVID-19, a una nueva zona básica de salud (ZBS). Al mismo tiempo las levantará en otras tres zonas básicas y dos localidades, por lo que a partir de las 00:00 horas del lunes quedarán perimetradas un total de 14 zonas básicas de salud. En estos núcleos de población viven 351.776 ciudadanos, el 5,2% del total de la región y concentran el 6,4% de los casos de los últimos 14 días.

Así a partir de las 00:00 horas del próximo lunes, 10 de mayo, y hasta las 00:00 horas del lunes 24 de mayo quedará restringida la movilidad en la ZBS de Leganés Norte en el municipio de Leganés.

Al mismo tiempo, a partir de las 00:00 horas del domingo 9 de mayo, con el fin del vigente Estado de alarma, se eliminarán las limitaciones en la zona básica de Alcalde Bartolomé González, en el municipio de Móstoles; en las zonas de Silvano (distrito de Hortaleza) y Villa de Vallecas (distrito de Villa de Vallecas), en Madrid capital; y en las localidades de Manzanares el Real y San Agustín de Guadalix.

Por otro lado, se mantienen perimetradas hasta las 00:00 horas del lunes 17 de mayo las zonas básicas de salud de Madrid capital de Vicente Muzas (distrito de Hortaleza), Daroca y Ghandi (Ciudad Lineal), General Fanjul (Latina), Castelló (Salamanca), Barajas (Barajas) y Chopera (Arganzuela).

También se mantienen hasta el 17 de mayo las ZBS de Reyes Católicos (San Sebastián de los Reyes); Las Ciudades y Las Margaritas (Getafe); Las Rozas (Las Rozas); Majadahonda (Majadahonda) y La Princesa (Móstoles).

Los criterios que ha establecido la Dirección General de Salud Pública para las limitaciones en estos núcleos de población son: umbral superior a 500 casos por 100.000 habitantes a 14 días, tendencia creciente y transmisión comunitaria.

AVALAR LAS MEDIDAS SANITARIAS EN LAS ZBS
El Gobierno de la Comunidad acudirá a los órganos judiciales para que avale las medidas de la Consejería de Sanidad como el mantenimiento de las restricciones de las ZBS, con las que se quiere continuar tras decaer el Estado de alarma.

Así lo ha explicado hoy el consejero de Justicia, Interior y Víctimas, Enrique López, en la comparecencia que ha realizado junto al consejero de Sanidad, Enrique Ruiz Escudero, en la Real Casa de Correos para explicar las decisiones adoptadas por Sanidad en la gestión de la pandemia una vez que finalice este domingo el Estado de alarma.

López ha explicado que, “ante el fin del Estado de alarma y la ausencia de una ley orgánica de pandemias renovada y eficaz”, a partir del día 9 los gobiernos regionales deberán solicitar el aval de la Justicia de todas aquellas medidas que impliquen la restricción de derechos fundamentales en sus territorios.

Ese es el caso de las limitaciones de movilidad fijadas en las ZBS, que, en el caso de la región, deberán contar con el visto bueno del Tribunal Superior de Justicia de Madrid o, en última instancia, del Tribunal Supremo.

López ha recordado que la herramienta de coordinación para hacer efectivas las medidas sanitarias desde el punto de vista de la seguridad, de las emergencias y de la protección civil seguirá siendo el Plan Territorial de Protección Civil de la Comunidad (Platercam), activado en este momento en su nivel 2. De este modo, se coordinará a los 112 cuerpos de Policía Local desplegados en la región y a los más de 3.000 voluntarios que integran las 96 agrupaciones de Protección Civil que actúan sobre el terreno.

CONTROL SANITARIO Y TURÍSTICO
El consejero de Justicia ha destacado el “alto nivel de coordinación entre administraciones” desde el inicio de la pandemia y ha agradecido “el compromiso e implicación” demostrados por todos los efectivos de la Guardia Civil, Policía Nacional y Local desplegados para hacer cumplir las normas de Sanidad.

López ha recordado que, en septiembre, el Gobierno regional publicó una Orden que atribuyó a las Policías Locales de los municipios afectados por las restricciones, funciones de control y vigilancia del cumplimiento de dichas normas sanitarias.

Además, el pasado febrero, se habilitó a los cuerpos locales de policía para llevar a cabo funciones de comprobación, vigilancia y control de viviendas de uso turístico, con el objetivo de acabar con las fiestas ilegales y evitar la propagación del COVID-19.

El consejero ha hecho un llamamiento a la Delegación del Gobierno para colaborar con la Comunidad, “una actitud que los madrileños agradecen y reclaman”.

 

Deja una respuesta