Sandra Gómez pasa el ecuador del nacional de hard enduro rozando el top 20 sénior y como líder femenina

Tras las tres competiciones extremas en Cataluña, Andalucía y Castilla-La Mancha

por Goyo Ybort

Sandra Gómez Cantero, la número uno del hard enduro nacional, ha rebasado el ecuador del Campeonato de España de esta disciplina con resultado satisfactorio. 

La piloto madrileña de Cercedilla, vigente campeona femenina de la especialidad, acudió a la cita inaugural del nuevo Campeonato de España de Hard Enduro, en La Clua (Bassella, Lleida) justo dos semanas después de haber completado el Dakar. Pese a ello, Gómez cosechó una meritoria vigésima segunda posición general en la categoría élite (vigésima en sénior y primera y única mujer), entre los 45 participantes que pudieron alcanzar la meta. 

A finales de febrero, Sandra afrontó -aún sin alcanzar su óptimo estado de forma- la segunda cita del nacional, el Enduro Extreme Cantoria, en Almería. Llevó su moto española de 300 c.c. de nuevo al puesto 22º de la general, siendo la 19ª sénior élite y uno de los 37 participantes que consiguieron completar la prueba en la máxima categoría. 

El paso del ecuador (tercera carrera de cinco) del Campeonato de España de Hard Enduro se producía el 20 de marzo en el circuito La Pesquera Off Road de Cuenca. Sobre un trazado más puro de esta disciplina y con abundante barro y lluvia, Sandra salió airosa de la competición más exigente de las celebradas. Logró una brillante 17ª posición absoluta en élite, 14ª entre los sénior y primera mujer, después de 3 horas y 24 minutos sobre la moto, siendo uno de los 29 pìlotos que lograron alcanzar la meta en élite. Y ello, pese a que tuvo problemas con el radiador y la refrigeración de su moto. 

Tras los resultados de las tres primeras pruebas del nacional, Sandra roza meterse en el top 20 sénior de la provisional del campeonato y la renovación de su cetro femenino, a falta de las pruebas de Oviedo y Almedina, ya en otoño. 

El siguiente objetivo de Gómez Cantero está puesto en el Campeonato del Mundo de Hard Enduro, que levantará el telón con la competición Minus 400 en Israel, el primer fin de semana de abril, y que está previsto que concluya el primero de octubre con la manga española de Hixpania, tras haber pasado por Serbia, Austria, Italia, Rumanía, Estados Unidos, Canadá y Polonia. 

DECLARACIONES DE SANDRA
Sandra, sobre la última prueba: “A La Pesquera llegué con bastantes ganas, pues me estaba encontrando mejor, con óptima respuesta de mi cuerpo. Salí para ver si podía tirar más que en las dos carreras anteriores y, además, había previsión de lluvia, con el consiguiente barro, que me gusta. Fue una carrera embarrada, bastante hard enduro, con las características zetas en subida que demandamos los pilotos, y lo disfrutamos mucho.

Yo, en la segunda vuelta tuve que parar a mirar el radiador, porque no funcionaba. Cambié los fusibles, pero no localicé la avería como tal. Eché agua en el radiador y decidí seguir, teniendo cuidado, conservando la mecánica, y ya no pude tirar del todo, hasta donde yo quería. Pero, bueno, subir cinco posiciones respecto a la prueba anterior también anima. 

Me sentí mejor encima de la moto, también me lo dijeron desde fuera, que se me veía mejor en esta prueba, así que contenta. Y más aún porque otra chica se animó a correr el sábado en la prólogo, aunque el domingo, con tanta lluvia, decidió no tomar la salida; pero es un pequeño avance de cara a que haya más chicas, lo que me alegra”. 

Foto: Leticia Castaño

Sandra, acerca del paso del ecuador del nacional: “Empecé la temporada de hard enduro justo al llegar del Dakar, y la primera carrera la hice un poco como pude, a base de geles y barritas energéticas, y contenta porque me lo pasé muy bien al volver a competir en esta modalidad, volver a ver a la gente, después de mucho tiempo centrada en rally. 

A la segunda cita llegué algo tocada, no estaba muy motivada, después de toda la tensión acumulada por el trabajo en competición y de búsqueda de patrocinadores. Aún con bajón, seguí entrenando, porque sé que después siempre se ve un poco la luz y las cosas empiezan a funcionar; y, en esta tercera carrera, y tras haberlo currado, el cuerpo también funcionaba bien, con más músculo y peso, cogiendo forma idónea para la temporada de hard enduro. 

Ha sido una primera mitad de la temporada nacional complicada pero positiva, y las carreras cada día nos gustan más a nivel técnico; y mirando ya al mundial, cuando estoy casi a tope. 

El mundial serán muchas carreras, no hay categoría femenina, pero a mi me da igual, la motivación es la misma, aunque cuesta más que se te reconozca el resultado; pero intentaré luchar al máximo, como siempre, con los chicos, e intentaré ir a todas las carreras que pueda, si me lo permite disponer del presupuesto. 

Iré carrera a carrera, trabajando para poder ir a todas las pruebas, y lo mejor posible. Aún estoy gestionando para poder acudir al arranque en Israel, donde tendré que salir con moto de alquiler, al no poder llevar la mía”.