Sandra Gómez participó de un nuevo título mundial de trial con la selección española en Italia

 En otro día de gloria para la historia del motociclismo español off road

por: Goyo Ybort / fotos cedidas: RFME

Sandra Gómez Cantero (Difrenos TRRS) ha escrito una nueva página en la historia del motociclismo en la que es su vigésima temporada en alta competición, decimosexta en ámbito internacional. 

La polifacética piloto de Cercedilla (Madrid) regresó a la modalidad que la vio nacer en este deporte después de un largo parón de más de dos meses por una mononucleosis, que le ha mantenido primero en cama y luego inactiva. 

Sandra ha vuelto a la competición como abanderada del equipo nacional de España en el Trial de las Naciones (TDN), esto es, el campeonato del mundo de trial por países. 

Sin apenas haber podido entrenar, por su enfermedad, Gómez Cantero se presentó en la salida del TDN en el circuito de Monza (Italia) junto a las barcelonesas Berta Abellán (Scorpa) -subcampeona del mundo individual- y Alba Villegas (Sherco) -mochilera de Abellán y excompañera de Gómez en trialsin (trial en bicicleta)-, con toda la ilusión de volver a formar parte del combinado nacional. 

Tras la primera pasada por las sencillas zonas controladas italianas, la formación de Gran Bretaña lideraba la prueba con 2 puntos de penalización menos que la española. 

En la segunda vuelta, Gómez, Abellán y Villegas fueron a más, afinaron en sus trazadas, se adelantaron en el paso por las zonas a las británicas, penalizando menos e inquietando a las principales favoritas, y acabaron empatando a puntos al final de la competición, por lo que cobraba valor el tiempo invertido en la ejecución de todas las zonas, y ahí fueron más hábiles las españolas, que se proclamaron campeonas del mundo por décima vez, tercera de forma consecutiva. 

Con esta victoria, Sandra acumula -a sus 29 años- siete títulos de campeona del mundo por equipos nacionales femeninos, habiendo logrado el primero con tan sólo 15 años de edad; y cinco subcampeonatos. 

Este nuevo cetro suponía el noveno doblete de España en la historia de la competición, ya que el conjunto masculino (Bou, Busto y Raga) logró el título 28º, 18º de forma consecutiva (desde 2004). 

Gómez Cantero solo podrá cambiar de moto en los próximos días, sin opción a descanso, pues acudirá por segundo año al Rallye de Marruecos, prueba del campeonato del mundo de ralis todoterreno, de cara a entrenar para el próximo Dakar. 

De manera que 72 horas después de competir en el trial de Monza, Sandra aterrizará en Agadir, donde viernes 30 de septiembre y sábado 1 de octubre pasará verificaciones, disputando la prueba prólogo el mismo día 1 y después cinco etapas, entre el 2 y 6 de octubre, para cubrir un total de 2.319 km, de los que 1.506 km son especiales cronometradas. 

DECLARACIONES DE SANDRA
“Empecé a hacer actividades suaves en agosto, sin moto, pero luego me quedaba hecha papilla, muy floja. Después comencé a entrenar, porque los análisis que me iban haciendo daban buenos resultados. Hice alguna excursión tipo trial, muy suave, y, de repente, me he ido al Trial de las Naciones, que era mi primera competición desde primeros de junio, y mi primer trial de competición de 2022.

Lo cierto es que tenía idea de haber hecho algunas carreras del mundial individual, pero… 

Pese a todo, me he sentido afortunada de poder estar en Monza, después de esta enfermedad rara que no se sabe cuánto dura ni qué secuelas tiene, ni por cuanto tiempo. 

Estar allí era un premio. 

Disfruté cada zona, fue muy fuerte volver a la competición, cometí fallos, lógicos por la falta de entrenos y de todo. 

Empecé muy bien y controlando los nervios, disfrutando mucho, y a mitad de la primera vuelta noté que se me había ido la chispa y que el cuerpo ya no me iba igual, entonces tuve que adelantar toma de cafeína, que le solicité al equipo masculino; y me hizo efecto. Volví a tener la chispa que me faltaba. 

No suelo tomar mucha cafeína y menos en trial, porque podrían aumentar los nervios, pero estoy en una nueva situación de reacciones en mi cuerpo. 

La segunda vuelta la hice muy bien, muy a gusto. Creo que hicimos una buena estrategia, decidí en la zona 4 que adelantásemos en la ejecución de las zonas a las británicas, para intentar ponerlas un poco nerviosas, hacer ceros (no penalizar) e ir por delante, y nos fue bien; y en el desempate nos hizo ganar por invertir menos tiempo. 

Este era mi séptimo título, pero de los que más me han ilusionado por el parón que he sufrido y por haberme centrado menos en el trial. Me ha permitido ver quien soy y hacer bueno aquello de que ‘quien tuvo, retuvo’; así que, máxima satisfacción. 

Creo que España ha jugado sus cartas muy bien, seleccionando las pilotos que llevó y ha servido: una piloto en activo (Berta), una mochilera (Alba) y una saliente de enfermedad y ha funcionado como dream team -así bautizamos al grupo que formamos para esta prueba-, con muy buen rollo, y los mochileros también muy bien”.