Rivas: El municipio de izquierdas en el que se fragmentan las izquierdas

Rivas, el municipio de 86.000 habitantes gobernado desde 1991 por una izquierda relativamente cohesionada, presencia en esta campaña para las municipales del 26 de mayo una izquierda fragmentada en cinco izquierdas: IU-Equo-Más Madrid, Rivas Puede, Actúa, Podemos y PSOE, además de un amplísimo abanico de partidos, cuanto menos, confuso.

Partiendo de que Pedro Del Cura es el alcalde, lleva la delantera con respecto al resto de sus contendores de izquierda. Lidera en esta oportunidad a IU-Equo-Más Madrid. Su popularidad y gestión lo avalan. En su discurso de presentación, recordó que precisamente gracias su gestión, Rivas es un espacio seguro para los servicios públicos, para los procesos participativos, para el ahorro energético y para la defensa de los derechos de los ripenses.

 

 

 

 

Le sigue de cerca Lucía Causo, cabeza de lista de Rivas Puede, acompañada por Pedro Rodríguez y Teresa Poza, funcionaria del ayuntamiento y delegada sindical. Esta candidatura defiende que “no se puede decir que somos izquierda y hacer política de derechas”. En su programa señala que “en Rivas parece que todo es fantástico pero cuando entras, te das cuenta que todo se cae. La preciosa fachada de ‘Cuidad del deporte esconde’ una gran privatización detrás”.

 

 

 

El partido Actúa está liderado en Rivas por Marcos Sanz, exconcejal del equipo de gobierno de José Masa, según un comunicado: “Una alternativa de gobierno con experiencia y entusiasmo, seria, solvente y comprometida con el municipio y toda su ciudadanía… ante la desafección hacia la gestión municipal”. Su programa cuenta con iniciativas para fomentar la vivienda pública y la ampliación de la oferta pública en materia de educación, entre otras.

 

 

 

 

Podemos, con marca propia, llega por primera vez a las municipales a Rivas, de la mano de Vanessa Millán, concejala de la formación morada en el municipio. Era, según sus representantes, un clamor de los vecinos, que querían ver a la formación de manera independiente, para “poder hacer un política nueva, con el interés puesto en la gente y no en los poderes económicos”.

 

 

 

 

 

El PSOE ripense, por su parte, está encabezado por Mónica Carazo, exconcejala del ayuntamiento de Rivas y diputada en el Parlamento regional. En un comunicado ha informado que su candidatura está conformada por “un equipo de presente y de futuro preparado para gobernar y hacer de Rivas la ciudad que quieres”. La acompañan ripenses del tejido asociativo y empresarial, expertos en temas sociales, deportivos, educativos, juveniles y culturales. Carazo quiere “rediseñar Rivas, pensando por y para quienes viven en la ciudad”.

 

 

 

 

Entre la izquierda y la derecha –como ellos mismos explican- se sitúa Vecinos por Rivas. Una nueva formación que dice no ser de izquierda ni de derecha, sino multidisciplinar, “compuesta por personas comprometidas con el municipio, con ganas de mejorar esta ciudad, sin que unas siglas marquen el camino a seguir”. Encabezada por Carlos Gómez Torrijos, el equipo sólo quiere defender la calidad de vida, la solución a los problemas y los acuerdos comunes para tener un municipio sostenible, que no gaste más de lo que ingresa. 

 

 

 

Y si de independientes se trata, Contigo Somos Democracia es otra de las formaciones, con Ignacio Checa Rojo como cabeza de lista, está conformada por vecinos de Rivas que comparten una misma ilusión: “el desarrollo y el bienestar del municipio”, a través de una política local sin socios ni tendencias políticas, solo preocupara por el “desarrollo sostenible que cubra las necesidades de Rivas”.

 

 

 

 

 

Y así llegamos a la candidatura de Bernardo González Ramos, el cabeza de lista de Ciudadanos Rivas, hasta ahora portavoz de la formación naranja en el ayuntamiento de Coslada. Entre sus principales preocupaciones está la de buscar una solución al problema del transporte y los accesos al municipio. González Ramos considera que “donde mejor esta es en el bolsillo de los ciudadanos, no podemos tener de los IBI más alto de la región, vamos a bajarlo”, por ello su apuesta es por el metro como medio de transporte sostenible para los ripenses y la potenciación de la Línea 9, eliminando el transbordo en Puerta de Arganda y aumentando la frecuencia y el número de trenes. También solicitará la construcción la 4ª estación, impulsará el entendimiento entre las tres administraciones para buscar la financiación para la construcción del acceso a la M50 desde el municipio. “Tenemos un proyecto para Rivas que apuesta por la innovación, el emprendimiento y el empleo como motores de un desarrollo económico que apueste por las energías renovables y el medio ambiente, un proyecto que vele por la transparencia en la administración pública poniendo a ésta al servicio del ciudadano. Quiero hacer de Rivas una ciudad moderna, segura, inclusiva y diversa. Una ciudad de futuro, que sea un referente en la Comunidad de Madrid”.

 

 

A la derecha de este arco de candidaturas está el PP de Rivas, encabezado por Janette Novo, exconcejala popular en la localidad en la legislatura 2011-2015 y candidata a las elecciones de este último año como número 2 de las listas de su partido. Vecina de Rivas desde 1997, trabaja en el gabinete de la Presidencia del Senado. Bajar el IBI, aumentar las infraestructuras y optimizar los recursos en materia de seguridad, son tres de las grandes líneas de trabajo trazadas por el PP para Rivas en la próxima legislatura.

 

 

 

 

Y del todo a la derecha de los partidos ripenses se sitúa Vox, con Antonio Sanz a la cabeza, vecino de la localidad desde hace más de 30 años, que está convencido de la necesidad de un cambio para el municipio. Bajar los impuestos y darle prioridad a los colectivos más desfavorecidos, son algunas de sus propuestas.

 

 

 

 

 

Deja un comentario