Todo a punto en Torrejón para afrontar la llegada de posibles nevadas

¿Volveremos a vivir en 2022 otra nevada como la Filomena? Hasta la fecha, la mayoría de meteorólogos descartan que vuelva a producirse una borrasca comparable a la que cubrió el país de blanco en enero del pasado año, pero sí que se esperan  lluvias, heladas y nevadas. Para prepararse ante la posible llegada del hielo y la nieve, Torrejón de Ardoz ya tiene a punto su dispositivo para afrontar estas contingencias invernales, que fue presentado esta mañana en el Polígono de Las Monjas por el alcalde del municipio, Ignacio Vázquez, y el concejal de Obras, Limpieza Urbana y Administración, Valeriano Díaz.

Además de mejorar el material y equipamiento respecto a otros años, Vázquez también destacó el valor de la experiencia acumulada tras la gran nevada de 2009 y la borrasca Filomena en 2021. «La naturaleza nos ha demostrado que por mucha preparación que tengamos si viene fuerte lo pasaremos mal, pero, sin duda tenemos experiencia y materiales suficientes como para que la ciudad y, sobre, todo los servicios esenciales puedan seguir funcionando, como conseguimos el año pasado», afirmó el regidor.

Torrejón contará con una quitanieves propia

Además de las cerca de 250 toneladas de sal almacenadas con las que cuenta el Ayuntamiento, el dispositivo previsto en caso de nevada también incluye un camión quitanieves con depósito de sal, principal novedad de este año, y once retroexcavadoras, que se utilizarían para despejar las carreteras y grandes avenidas de la ciudad. El nuevo camión quitanieves, adquirido a través del nuevo contrato de limpieza y recogida de residuos urbanos, representa la principal novedad de este año.

Por otro lado, dos máquinas picadoras de hielo, dos quads , dos mini retroexcavadoras con cepillos o palas y dos vehículos pick-up equipados con cuchillas quitanieves serían los encargados de retirar la nieve de los parques y las calles más pequeñas o de difícil acceso.

Además, el Ayuntamiento también dispone de dos barredoras de nieve, dos camiones con dispensadores de sal, dos volquetes con depósito de sal y cinco esparcidoras de sal manuales.

El regidor torrejonero destacó el rápido tiempo de reacción de estos equipos en caso de nevada. «En un día laborable todas las máquinas estarían trabajando a pleno rendimiento en unas horas desde que recibimos el aviso de Protección Civil y comienzan a caer los primeros copos», afirmó Vázquez.

Además de este equipamiento, este plan de contingencias invernales municipal también cuenta con un equipo humano formado por más de 200 profesionales, que se pone a trabajar de inmediato una vez decretada la alerta amarilla con previsión de nevadas. En este caso, tal y como explicó Díaz, «se activaría un plan para esparcir sal por las calles y avenidas de la ciudad para evitar que cuaje la nieve cuando esta comienza a caer».