Madrid reclama un fondo de rescate a la industria cultural

La Comunidad de Madrid ha solicitado la creación de un fondo de rescate específico para el sector cultural que aporte certezas en esta materia. Así lo ha expuesto la consejera de Cultura, Marta Rivera, al ministro de Cultura, José Manuel Rodríguez, durante la reunión con representantes de las autonomías.

El Ejecutivo madrileño ha defendido la necesidad de dar certidumbres a corto plazo a la industria cultural, para poder prever escenarios empresariales. En este sentido, Rivera ha afirmado que el Ministerio debe facilitar un calendario que clarifique si los espacios culturales continuarán cerrados.

Según la titular de Cultura, “pasado el primer mes de confinamiento, toma fuerza la sospecha de que no habrá una apertura a corto plazo, pero las decisiones empresariales no se deben tomar sobre sospechas o intuiciones”.

La Comunidad regional ha propuesto la creación de un fondo para rescatar el sector cultural ejecutado por las comunidades autónomas. “Como institución más cercana y familiarizada con las características propias del sector en cada región”, ha defendido Rivera. Según la consejera madrileña, este rescate estaría respaldado presupuestariamente por el Gobierno central, quien concretaría los ejes de actuación a través del Ministerio. Mientras las autonomías se encargarían de definir, coordinar y ejecutar las medidas concretas.

 

LAS AUTONOMÍAS RESPALDAN INICIATIVAS
En el transcurso de la reunión, otras comunidades autónomas han mostrado su apoyo. La consejera cultural ha mantenido contactos en las últimas semanas con sus homólogos regionales, para encontrar una solución ante las necesidades de esta industria.

Tal y como Rivera explica, la Comunidad de Madrid no puede “mirar a otro lado” ante esta situación. “Hemos esperado a que el Ministerio actuara, pero la situación del sector cultural es tan grave que no es posible seguir esperando. Celebramos el planteamiento de un Pacto de Estado, pero necesariamente tiene que ir acompañado de fondos con respaldo presupuestario real”, ha señalado.

Las dos nuevas medidas se unen a las 14 propuestas remitidas por la titular de Cultura madrileña al ministro el pasado 8 de abril. En la carta, Rivera solicitaba que el Gobierno dotase de liquidez al sector y asegurase el mantenimiento productivo y los empleos durante la crisis sanitaria.

 

SALVAGUARDAR LA CULTURA
En este sentido, la Comunidad de Madrid apremiaba al Ministerio a salvaguardar la cultura ante la crisis del COVID-19. Así, Rivera detallaba estas 14 medidas, entre las que destaca declarar al sector cultural prioridad nacional y desarrollar las medidas pendientes del Estatuto del Artista.

Según la consejera, estas iniciativas “han de ser abordadas de manera inmediata”, teniendo en cuenta que únicamente el Ministerio posee estas competencias. “En juego está la supervivencia de un sector que aporta a España el 3,2% del PIB, el 3,6% del empleo”, remarcaba la consejera.

Rivera proponía en la misiva otras medidas, como promulgar una Ley de Mecenazgo de ámbito nacional, o la creación de una línea de avales y préstamos blandos a través del ICO, exclusivamente para autónomos y empresas culturales; también mejorar el sistema de beneficios fiscales regulados en el artículo 36 de la Ley del Impuesto sobre Sociedades (deducción por inversiones en producciones cinematográficas, series audiovisuales y espectáculos en vivo de artes escénicas y musicales); y extender este sistema fiscal a la industria del videojuego, así como desarrollar las medidas aún pendientes del Estatuto del Artista.

Por otro lado, el Gobierno regional solicitó la continuidad de los contratos dependientes este Ministerio, incluir nuevas formas de financiación destinados a fomentar la cultura; o la creación de un bono cultural para adquisición por parte de los ciudadanos de bienes y servicios culturales. Asimismo, se solicita la fijación de un porcentaje estable del 1,5% cultural para fomentar la creatividad artística y adquisiciones de arte contemporáneo a artistas españoles o residentes en España, así como galerías radicadas en territorio nacional; y la creación un plan de estímulo para artistas visuales y galeristas mediante la adquisición de obra de artistas españoles o residentes en España destinada a los museos de titularidad estatal.

Otra de las propuestas es incluir a librerías, tiendas de música y galerías de arte en el primer grupo de establecimientos permitidos a reabrir tras el confinamiento. La consejera regional añadió la activación de un programa extraordinario de compra de libros generales y universitarios para toda la red de bibliotecas públicas, escolares y universitarias de España. Por último, apeló a la necesidad de fomentar la internacionalización de la cultura española y promocionarla a través de las oficinas económicas, turísticas y comerciales al exterior. El objetivo es permitir a todo el tejido cultural acceder y reforzar su presencia en mercados internacionales.

Deja una respuesta