Incautados medio kilo de hachís y casi 200 euros en un local de ocio regentado por menores

La Policía Local de Coslada ha llevado a cabo un operativo un establecimiento de los conocidos como de ‘locales de ocio y recreo’, que son regentados, sobre todo, por jóvenes con el fin de reunirse en épocas de frío y, mayormente, durante los fines de semana. Desde este cuerpo policial se mantiene un especial control sobre los locales de estas características, puesto que a ellos acuden también menores, si bien son mayores de edad quienes firman el contrato de alquiler.

Aunque, en teoría, en este tipo de locales los jóvenes se reúnen para actividades como jugar a videojuegos, cartas o juegos de rol, esto no siempre es así. Y por ello, los agentes de la Unidad Canina de la Policía Local se personaron en un establecimiento ubicado en la Plaza de Uruguay al recibir un aviso donde se informaba de la presencia de chavales consumiendo sustancias estupefacientes en el interior y en la vía urbana. Cuando los policías llegaron al lugar, comprobaron que ya no había gente en el sitio indicado, pero observaron a un joven que se dirigía a otro de estos locales de la zona. Desde el exterior del sitio, se podía ver a gente fumando cachimbas, además de dos básculas de precisión y restos de sustancias estupefacientes, por lo que decidieron entrar con la ayuda de la Unidad Canina.

El perro policía especialista en la detección de sustancias estupefacientes que acompañaba a los agentes empezó a hacer marcajes positivos sobre diferentes elementos del lugar. Como resultado de la operación, los agentes se incautaron de más de medio kilo de hachís dividido en un total de 6 cajas de metal, en las que también había dinero (en total 195 euros). Además de las dos citadas básculas de precisión, los policías locales también hallaron hasta tres cuchillos y dos navajas. A los jóvenes, uno de ellos menor de edad, y todos con domicilio en San Fernando de Henares se les identificó y se dio traslado a las autoridades correspondientes.

Según ha señalado el Intendente Jefe de la Policía Local de Coslada, Gabriel Cerrato, a este tipo de establecimientos “acudimos cuando existe algún tipo de requerimiento por parte de vecinos del lugar, bien por molestias, peleas o ruidos. En ese momento, una vez allí se levanta Acta de Inspección que se remite a la Concejalía de Política Territorial para que, a través del departamento correspondiente, se ordene el cese de la actividad de arriendo de este tipo de establecimientos que no cumplen con las condiciones para el uso al que se destinan”. Asimismo, el responsable policial también ha recordado que “aunque hacemos una vigilancia periódica de estos lugares, no siempre es sencillo impedir que se haga una utilización así de estos locales”. Por este motivo, Gabriel Cerrato, ha aprovechado para “hacer un llamamiento tanto a las familias de los jóvenes, como a los propietarios que les alquilan los establecimientos, para poner fin a una práctica que no es legal”.

Deja un comentario