Cada vez más cerca del asesino del taxista de Alcalá

La Policía Nacional se encuentra realizando una investigación para esclarecer el asesinato de José Luis E., el taxista de Alcalá de Henares, conocido como ”El Profesor”, que fue degollado en la madrugada del martes dentro de su vehículo de trabajo. El cuerpo sin vida de este hombre, de 59 años, fue hallado a la altura del número 16 de la calle de Manuel Laredo por un colega del gremio. El testigo asegura que se extrañó al ver un taxi parado en medio de la calle, con una de las puertas traseras abiertas, y decidió acercarse. Fue entonces cuando encontró a la víctima sentada en el asiento del conductor, con el cinturón de seguridad abrochado, una herida de arma blanca en el cuello y varias en las manos, compatible con signos de defensa, según los agentes.

El hombre dio el aviso al 112 y una dotación sanitaria del Summa se trasladó hasta el lugar de los hechos, aunque los médicos solo pudieron certificar la muerte del taxista, que, según sus compañeros, llevaba alrededor de un año y medio con la licencia, tras haber dedicado toda su vida a la enseñanza.

El Grupo VI de Homicidios de la Policía Nacional está llevando la investigación y, según fuentes, en un primer examen del vehículo, los agentes encontraron un cuchillo, considerado el arma homicida. De momento, la hipótesis que se maneja es la del robo, aunque no es la única línea de trabajo que están siguiendo, si bien los compañeros del taxista asesinado aseguraron que a la hora a la que se cometió el crimen, el fallecido no llevaría mas de 100 euros encima.

De acuerdo con algunos compañeros y vecinos, el presunto asesino se subió al taxi tras darle el alto en dirección al centro de Alcalá. El vehículo dispone de una aplicación por el que se conoce dónde comienza y dónde acaba un servicio.

La principal hipótesis es que en una zona tranquila y sin demasiado tránsito, como es el caso de la calle de Manuel Laredo, el pasajero amenazó al conductor con un cuchillo para pedirle la recaudación. José Luis E. habría tratado de defenderse, de acuerdo con las marcas de arma blanca que presentaba en las manos, pero el atacante consiguió herirle en el cuello, provocándole heridas que fueron las que acabaron con la vida del conductor.

El sector del taxi está consternado por el homicidio. Este martes, más de 400 conductores y numerosos vecinos se concentraron en la plaza de Cervantes de Alcalá para guardar cinco minutos de silencio como muestra de repulsa por el suceso. Además organizaron llevar un crespo negro como símbolo de respeto por su compañero fallecido.

La calle donde fue hallado el taxista
La calle donde fue hallado el taxista

Deja una respuesta