Homenaje a los empleados de Metro por la labor desarrollada durante la pandemia

Trabajadores del suburbano recaudaron fondos y colaboraron con materiales y ayudas para los colectivos esenciales en los momentos más complicados de esta crisis

La Comunidad de Madrid homenajeó ayer a los empleados de Metro que han sido voluntarios en alguna causa social durante este último año; especialmente durante la crisis sanitaria provocada por el coronavirus.

El consejero de Transportes, Ángel Garrido, participó en el acto, para agradecer la labor de los trabajadores de la compañía que ceden parte de su tiempo libre a este tipo de iniciativas solidarias.

“Desde 2014, Metro premia cada año el comportamiento excepcional de algunos de sus trabajadores en el cumplimiento de sus tareas. Pero hoy es distinto. Por primera vez hacemos un reconocimiento expreso al comportamiento solidario y ejemplar de muchos metreros al margen de sus obligaciones profesionales. Por generosidad y compromiso con la sociedad”, explicó Garrido.

Entre los empleados reconocidos, se encuentran los integrantes del Metreroscovid19; nueve trabajadores que impulsaron dos campañas solidarias en abril y mayo con las que se recaudaron más de 110.000 euros que se destinaron a centros sanitarios, residencias de mayores y personas dependientes, SAMUR, Bomberos o Protección Civil. Igualmente, destacó de manera especial a todos los empleados, familiares y allegados de Metro que participaron en estas campañas con sus donaciones.

También se homenajeó a los trabajadores del suburbano que aportaron ayudas para los sanitarios y otros colectivos en los momentos más complicados de la pandemia, como es el caso de los empleados que realizaron batas para sanitarios con bolsas de basura y los que fabricaron protectores faciales con acetatos y soportes realizados en impresoras 3D o artículos como abrepuertas o salvaorejas.

Entre los homenajeados, se encuentra Elisa Fornés Nogueira, la empleada que cosió las primeras mascarillas con el logotipo de Metro y que donó 750 euros de lo recaudado a la Fundación Aladina; Juan Ramón Calleja, mago aficionado que se encargó de amenizar las largas jornadas de confinamiento a sus compañeros y familiares, enviando vídeos con juegos de magia; y Ángel Hernández, el jefe de sector que dibujó como héroes a sus compañeros y a otros empleados de servicios esenciales.

LÍNEA SOCIAL METRO
En el acto también se reconoció a aquellas que realizan algún tipo de voluntariado fuera de Metro.

Asimismo, se quiso destacar la labor de los trabajadores del Servicio de Logística, por su aportación a las campañas solidarias promovidas por Metreroscovid19 y otras iniciativas puestas en marcha por la compañía, como el Árbol de los Deseos navideño o la entrega de equipos informáticos a entidades que los necesitan.

“Se dice que mucha gente pequeña, en lugares pequeños, haciendo cosas pequeñas, puede cambiar el mundo. La familia de los metreros quizás no haya cambiado el mundo pero, sin duda, lo ha hecho un poco mejor”, concluyó Garrido.

Para Metro de Madrid, la acción social es una prioridad. Muestra de ello es que, en 2012, puso en marcha su Línea Social; un programa por el que colabora con entidades sociales y colectivos en riesgo de exclusión social, poniendo a su disposición recursos clave de la compañía, aprovechando el gran potencial de la red de Metro como canal de comunicación y vinculándola a la estrategia de la empresa. Una Línea Social en la que el papel de los voluntarios es esencial para poder realizar más de 60 acciones de carácter solidario cada año.

Deja una respuesta