El 14 de julio Madrid se moja por la esclerósis múltiple

El próximo 14 de julio, alrededor de treinta piscinas de la Comunidad de Madrid acogerán las XXII edición de ‘Mójate por la esclerosis múltiple’, una campaña de sensibilización, organizada por FEMM (Fundación Esclerosis Múltiple de Madrid). El objetivo de este evento es dar a conocer es dar a conocer esta enfermedad neurológica que sufren, solo en la región, 7.700 personas y 55.000 en toda España; recaudar fondos para los servicios de atención y rehabilitación y apoyar la investigación de esta afección.

Como cada año, cada una de las 29 piscinas colaboradoras cederá, dentro de sus instalaciones,  un espacio para que los voluntarios animen a nadar metros por la esclerosis múltiple como gesto simbólico de apoyo a las personas afectadas. Al final de la jornada, se contabilizará en cada piscina el número de personas que han participado y los metros nadados y, posteriormente, se hará un recuento entre todas las instalaciones a nivel regional y nacional. El año pasado 220 voluntarios contabilizaron un total de 640.413 metros solidarios nadados.

Para lograr que la campaña vuelva a ser un éxito, la FEMM necesita la ayuda de voluntarios que quieran sumarse a la iniciativa de sensibilización. La persona que quiera colaborar como voluntario, sólo tiene que ponerse en contacto con FEMM en el teléfono 91 399 32 45, de lunes a viernes de 09:00 a 21:00 horas, en el correo eventos@femmadrid.org o en www.femmadrid.org

LA ESCLEROSIS MÚLTIPLE
La esclerosis múltiple es una enfermedad neurológica crónica del sistema nervioso central que afecta al cerebro y la médula espinal. No es hereditaria, ni contagiosa, ni mortal, pero no tiene cura y actualmente es la segunda causa de discapacidad neurológica en adultos jóvenes, es decir, en personas entre los 20 y 40 años, afectando, sobre todo, a las mujeres. Tiene múltiples manifestaciones y puede presentarse de manera diferente en cada persona.

Los principales síntomas son cansancio, visión doble o borrosa, problemas del habla, debilidad en los miembros, pérdida de fuerza o de sensibilidad en alguna parte del cuerpo, vértigo o falta de equilibrio, sensación de hormigueo o entumecimiento, problemas de control urinario y dificultad para andar o coordinar movimientos.

Deja un comentario