¿Cómo consumimos la cultura en España?

¿Estamos los españoles destinando tiempo y dinero suficiente en nuestro propio esparcimiento?

El poder de la cultura está infravalorado. Muchas veces desconocemos las actividades que se hacen en nuestra ciudad, en nuestro pueblo o en nuestra calle, porque el día a día nos consume la energía, o porque tenemos mucho trabajo, o porque no nos enteramos de lo que pasa a nuestro alrededor. Pero la verdad es que si estamos agobiados la cultura puede salvarnos -y lo hará- de la vorágine permanente de la rutina. Solo hace falta que busquemos las opciones que tenemos cerca para divertirnos, compartir con familia o amigos y disfrutar de nuestro barrio.

Eso, como ciudadanos. Pero claro que no somos los únicos que tenemos responsabilidad en el disfrute del ocio, son los gobiernos locales, regionales y nacionales, los que deben invertir en políticas públicas que potencien la cultura, el ocio, el deporte, la recreación y las artes. Y eso se está haciendo. Siempre se puede hacer más, por supuesto, pero no vamos mal. Para muestra, un botón.

Según el último “Anuario de estadísticas culturales” publicado en diciembre de 2018 por el Ministerio de Cultura y Deporte del Gobierno de España, la cultura en nuestro sigue en auge permanente y en 2017 aportó el 3,3% del PIB y un 3,7% del empleo total.

Pero aún así, es interesante destacar que el anuario refleja una cifra que puede despertar ciertas sospechas sobre nuestros hábitos de consumo de la cultura: 2017, el gasto medio por hogar vinculado a la cultura fue de 718,3 euros y, por persona, de 288,6 euros. En este sentido, se entiende como gasto cultural los servicios de móviles e internet, que ocupan el primer lugar (25%); libros (14,7%) y espectáculos como “cines, teatros y otros” (12,6%). Asimismo, los datos apuntan que escuchar música, leer e ir al cine son las actividades culturales realizadas con mayor frecuencia por la población española.

Una buena noticia es que el cine sigue siendo el espectáculo cultural preferido por los españoles, con tasas de asistencia anual del 54%. Los espectadores ascendieron a 17,4 millones y la recaudación a 103 millones de euros. Por otro lado, se encuentra un dato muy cercano y es el de asistencia a espectáculos en vivo, un 43,5% de los españoles prefieren este tipo de disfrute cultural. Destacan también los conciertos de música actual, con tasas del 24,5% y la asistencia al teatro, con un 23,2%. Por su parte, los 1.521 museos investigados recibieron 59,9 millones de visitantes a lo largo de 2016, cifra que supone un incremento del 2,6% respecto a 2014. El número medio de visitas por museo abierto llegó a las 40.452.

Y si hablamos de libros, en España, en 2016, contábamos con 14,3 bibliotecas por cada 100.000 habitantes. El número de usuarios es de 22,3 millones (un 80% de ellos, adultos) y el número de visitantes a bibliotecas en 2016 es de 197,1 millones. Tendríamos que usar más las bibliotecas, ¿no?

Las salas de espectáculos escénicos en España, en 2017, fueron 1.656, es decir, 3,6 espacios por cada 100.000 habitantes. Por lo que respecta a las salas de concierto, 539 según las cifras de 2017, suponen 1,2 salas por cada 100.000 habitantes. En 2017, el número de compañías de teatro se situó en 3.966, y el de compañías de danza en 833.

Con respecto a la importación y exportación de cultura española, el saldo es negativo. En su conjunto, en 2017, el valor de las exportaciones se situó en casi 2 mil  millones de euros, frente a unas importaciones de 2.319,5 millones. Ambas cifras son las más altas en una década en sus respectivos apartados. Pero sigue siendo un saldo negativo.

Con respecto al empleo, según datos de la Memoria de Políticas e Fomento de las Industrias Culturales y Creativas 2019, existen 8,7 millones de puestos de trabajo en el sector cultural, un 3,8 % de la población con empleo. Además, la tendencia que se puede comprobar al observar los datos de los últimos años es al alza. Con respecto a 2012, los datos de 2017 indican un incremento de 544 000 empleos (un 6,7 % más) en la Unión Europea.

En definitiva, no tenemos malas cifras, pero nos queda pensar ¿cuánto tiempo y dinero invertimos en nuestra propia recreación, ocio y cultura?  Si dispersamos nuestra mente disfrutando de momentos de esparcimiento solos o con familia/amigos, seguro que fluiremos más y mejor en el trabajo y en el resto de actividades que realizamos en el día a día.

La cultura en datos

  • Las actividades culturales aportan el 2,5% del producto interior bruto.
  • El gasto medio por hogar vinculado a la cultura fue de 718,3 euros en 2017.
  • En 2017 había 3.618 salas de exhibición en las que se proyectaron 415 películas españolas y 1.391 extranjeras.
  • El número medio de visitas por museo abierto llegó a las 40.452.
  • Destacan los conciertos de música actual, con tasas del 24,5% y la asistencia al teatro, con un 23,2%.
  • El número de espacios escénicos se situó, en 2017, en 1.656, cifra que representa 3,6 espacios por cada 100.000 habitantes.
  • Ciencias sociales (30,4%), creación literaria (24,2%) y ciencia y libros técnicos (14%) dominan en las preferencias de los editores.
  • Existen 8,7 millones de puestos de trabajo en el sector cultural.
  • escuchar música, leer e ir al cine son las actividades culturales realizadas con mayor frecuencia por la población española.
  • El cine sigue siendo el espectáculo cultural preferido por los españoles, con tasas de asistencia anual del 54%.

Deja un comentario