Ayuso asegura que su objetivo y prioridad es solucionar la situación de las familias de la línea 7B de Metro

El alcalde, Javier Corpa; ha acompañado, esta mañana, a la presidenta de la Comunidad de Madrid, Isabel Díaz Ayuso; en la primera visita que la dirigente autonómica realiza a la ciudad en esta legislatura para conocer la grave problemática creada por la Línea 7B de Metro, una infraestructura cuya única administración competente y responsable es el Gobierno autonómico, y que se arrastra desde hace más 15 años. El mandatario local lleva desde 2019, junto a vecinos afectados y mediante diversas vías, solicitando la presencia de la responsable regional en San Fernando de Henares. La presión y la insistencia, especialmente, de la ciudadanía, lo han hecho posible. “Aunque no se nos había informado es positivo porque, por fin, se atiende esta demanda de los afectados y de este Ayuntamiento, y era importante que viera, ‘in situ’, las dimensiones de esta situación. Solo así, es posible entender qué está pasando en nuestro municipio”, indicó Corpa.

La presidenta regional, Isabel Díaz Ayuso, ha garantizado que el Gobierno de la Comunidad va a realizar «todo el desembolso necesario» y no va «a escatimar ni un so­lo euro» para solucionar la situación.

Estas son las declaraciones de la presidenta tras acudir a la zona afectada.

«Es una de mis prioridades y vamos a hacer to­do lo que esté en nuestra mano. Vamos a se­guir haciéndolo por inabordable que parezca, para reparar los daños ocasionados a los vecinos de San Fernando, de quienes entiendo perfectamente sus críticas, su malestar y a quienes agradezco también su cercanía y su diálogo en esta visita. Esta no va a ser ni mu­cho me­nos la única puesto que, insisto, no tengo otro objetivo como presidenta».

Díaz Ayuso ha dicho que «lo más importante para nosotros es que los vecinos afectados se­pan que no vamos a dejar de trabajar por ellos y no vamos a parar hasta resolver esto de ma­ne­ra satisfactoria. Y, en definitiva, para so­lu­cionar todos los problemas ocasionados. Lo la­mento profundamente y va­mos a estar de vuestro lado todo el tiempo que haga falta. Mi mayor compromiso es que esto se solucione».

Agregó la presidenta que «no pueden ima­gi­nar la frustración que supone tener esta si­tuación que ojalá nunca se hubiera producido, que no vale decir que nosotros no la he­mos provocado porque he de asumir la responsabilidad como administración de esto y por eso con la mayor humildad decirles a los ve­cinos que trataremos las veces que haga fal­ta esta situación, aquí en la Puerta del Sol, con los consejeros, con los directores generales».

Ayuso lamenta lo sucedido y se ha comprometido con los vecinos a realizar todo el desembolso necesario «porque la Comunidad de Madrid no va a escatimar un euro para solucionar todo lo que pueda esta situación».


Una gran zona verde en los terrenos de la línea 7B
La presidenta, ha anunciado una se­rie de actuaciones integrales en la zona afectada, con la construcción de una gran zona verde con equipamientos deportivos e infantiles, así co­mo la puesta en marcha de una Oficina de Aten­­ción a los vecinos. También se destinarán 10 millones de euros para las labores de con­so­lidación del terreno y se construirá un nue­vo tanque de almacenamiento de aguas re­siduales.

Así lo ha adelantado Díaz Ayuso tras visitar el municipio con el vicepresidente y conseje­ro de Educación y Uni­ver­si­da­des, Enrique Ossorio, y los consejeros de Me­dio Am­bien­te, Vivienda y Agricultura y Transportes e In­fraes­truc­turas, Pa­loma Mar­­tín y David Pé­rez, respectivamente. Se trata de las consejerías responsables de los trabajos que es­tán diseñados o se están ya realizando para paliar las con­secuencias de las obras del suburbano.

El nuevo dispositivo es­tará disponible a partir de este próximo lunes 17 de oc­tubre en la ca­­lle Ventura de Argu­mo­sa, se informará personalmente a los vecinos y se resolverá cual­­quier duda que tengan sobre el estado de sus vi­viendas o ex­pedientes de responsabilidad pa­trimonial. Abri­rá en ho­rario de lunes a viernes por la mañana, de 09.00 a 14.30 ho­ras junto a dos tardes (lunes y miércoles), de 15.30 a 18.00 horas.

Díaz Ayuso ha recorrido la zona afectada donde se están llevando a cabo los traba­jos de con­so­lidación del terreno. Pre­cisamente, esta se­mana han co­men­zado esas labores en una superficie de al­re­de­dor de 10.000 metros cua­drados, en las calles Rafael Al­berti, Presa, Pa­blo Ola­vi­de, Francisco Sa­ba­tini y Na­za­rio Ca­­­lon­ge. Para ello, el Go­bier­no autonómico va a invertir alrededor de 10 millones de euros.Por otro lado, las parcelas afectadas se convertirán en una amplia zona verde con instalaciones deportivas. Los vecinos po­drán ac­ce­der a este espacio por diferentes ca­minos, articulados en una decena de ambientes, que des­em­bo­ca­rán en un jardín cen­tral con vegetación en tipo la­berinto geo­métrico similar al existente en el parque de la Rosaleda de El Retiro, en Ma­drid.

Este gran parque contará con juegos in­fan­tiles, mobiliario para gimnasia pasiva, carril bici y de running, una zona ver­de floral de ve­getación baja y especies autóctonas; así co­­mo una explanada con césped bajo en consumo de agua fruto del proyecto de in­vestigación del Instituto Ma­drileño de Investi­ga­ción y De­­­­sarrollo Rural, Agra­rio y Alimentario (IMIDRA).

Demolición del Complejo El Pilar
Para acometer parte de este proyecto, la Co­mu­­nidad co­menzará, antes de que termine 2022, la demolición de las instalaciones del Complejo dotacional El Pilar sobre el que se ubicará el parque. El terreno se ex­tien­de por una manza­na completa delimitada por las ca­lles Nazario Ca­longe, La Presa y Ra­fael Al­ber­ti, y está ocupado por edificaciones.

Actualmente, todas estas instalaciones es­­­tán sin uso, ya que, desde finales de 2015, la Con­sejería de Educación y Uni­versidades tras­ladó la ubicación de la es­cuela de adultos, la infantil y la de idiomas a otros emplazamientos. Esta im­portante actuación, que está prevista que finalice a lo largo del primer se­mestre de 2023, conlleva una inversión de alrededor de 2,5 millones de euros. Para ello, la Comunidad realizará una in­ver­sión estimada de 5 millones de euros. Asi­mismo, se ofrecerá asistencia y asesoramiento técnico experto de los profesionales de Ca­nal de Isabel II a través de dos hidrogeólogos encargados de estudiar la evolución de las aguas subterráneas.

En la misma línea, la presidenta ha explicado que el Go­bierno autonómico va a destinar 18 millones de euros pa­ra dotar a la de­pu­ra­dora de Casaquemada de un tratamiento de la línea de fangos cuyas obras empezarán en 2025. A esta actuación se le suman 9 mi­llones de euros para un proyecto que permita derivar a Torrejón de Ardoz parte de los caudales de San Fer­nando, Ajal­vir y Da­gan­zo, ya que el sistema de Casa­que­mada no tie­ne ca­pa­cidad para tratar todo ese vo­lumen de aguas.

Además, entre otras inversiones, la Co­mu­ni­dad de Ma­drid ha firmado un convenio con el Ayuntamiento de San Fer­nando por va­lor de 10,8 millones de euros, para mejorar la red de saneamiento en los dos próximos años.

Atención a las familias afectadas
Desde el inicio, el Ejecutivo regional ha mantenido reuniones con todas las familias afectadas para actualizarles la infor­ma­­ción en relación con sus casas y los siguientes pa­sos que se pondrán en marcha. Hasta el mo­mento, hay abiertos 76 expedientes de responsabilidad patrimonial, de los que 24 tienen ya toda la documentación requerida.

En la actualidad hay 72 familias realojadas. En algunos casos -27-, se ha terminado el pla­zo del realojo establecido en la or­den de emergencia que dictó el Gobierno ma­dri­le­ño, y al no poderse ampliar, se ha llegado a un acuerdo con los vecinos, por el que se les pa­gará 798 euros al mes du­­ran­te seis meses, me­diante la entrega de un cheque de 4.788 euros, en concepto de anticipo hasta que tengan las correspondientes indemnizaciones tras el de­rribo de sus vi­viendas. Hasta el mo­mento se han tramitado ocho ayudas de este tipo.

Esta cantidad no se descontará de las in­dem­nizaciones que se fijen definitivamente en los expedientes de responsabilidad. Res­pecto al resto, el Ejecutivo autonómico está asumiendo todos los gastos de alojamiento, manutención, gastos de suministros (agua, luz y calefacción), al igual que el servicio de guardamuebles.

Por el momento, la Comunidad ha aprobado más de 30 millones para rehabilitación de viviendas como en la me­jo­ra y es­tabilización del terreno. Ade­más, desde septiembre 2021, ha destinado más de 1,4 millones de euros para los realojos de los vecinos, mudanzas, alquiler de los pisos en los que se han instalado, la manutención y los traslados.