Victorino Martín presenta las Fiestas de San Blas de Valdemorillo

Valdemorillo vive ya la alegría de ver nuevamente cómo sus calles laten con la gente cobrando pleno protagonismo en un San Blas tan esperado por todos. Porque este 2 de febrero, desde temprana hora con el despertar entre los sones de la banda y el regreso de los gigantes y cabezudos, y luego con la solemne bendición de las candelas seguida de la primera procesión que se celebra después de tantos meses, con las mujeres portando en andas a la Virgen para honrarla en esta festividad de la Candelaria, este municipio ciertamente “ha recuperado el pulso a las tradiciones y a sus Fiestas», tal como lo resaltó el alcalde de la localidad, Santiago Villena.

El balcón del Ayuntamiento volvió a abrirse para dar paso al pregón del ganadero Victorino Martín García. Feliz de poder compartir este arranque de unas celebraciones que conoce desde siempre, desde que su padre le llevara a presenciar sus primeras ferias taurinas precisamente a esta misma Plaza de la Constitución donde tuvo ocasión de dirigirse a todos.

Así, y mostrándose muy ilusionado por vivir esta experiencia, el presidente de la Fundación del Toro de Lidia comenzó sus palabras con el reconocimiento al empeño puesto en la organización de estas Fiestas, “que arrancan con mucha fuerza, que incluyen la primera feria importante de España y que seguro van ser el ejemplo a seguir por el resto de la geografía española”. Martín subrayaba así el atractivo de una programación que incorpora novedades como la recuperación del paso del encierro por delante del Ayuntamiento, imagen que no se veía desde hace 50 años, y muchos otros grandes momentos pensados para la diversión de niños, jóvenes y adultos, por lo que recordó también la necesidad de “ser muy responsables para que todo esto sea un éxito”.

Victorino supo armar un ‘bravo’ pregón, a partir de sus propias vivencias en este municipio, donde llegó a torear una novillada sin caballos por septiembre y donde ha presenciado tantos festejos inolvidables, como la corrida de la nieve con Justo Pastrana y Pedro Somolinos en el ruedo. Recuerdos de días de plazas portátiles que pasaron a ser tardes en la Cubierta de La Candelaria. Por ello, para el ganadero, que ha afirmado que el toro es su vida, “al igual que es santo y seña de esta localidad”, ha supuesto una oportunidad única el poder anunciar precisamente estas Fiestas que incluyen “los mejores carteles de la historia de Valdemorillo”. Algo que Victorino entonó con emoción, la misma que mostró antes de iniciarse el acto al recibir dos cuadros realizados por Ángel Luis Castellanos,’Sveyk’, quien acompañó al alcalde en el momento de la entrega de ambas obras con las que artista y Ayuntamiento quisieron obsequiar tanto a Martín como a la Fundación Toro de Lidia.

Los vecinos y miembros de peñas quisieron saludar personalmente a Victorino. También siguieron su intervención los alcaldes de Villanueva de la Cañada, Zarzalejo, Quijorna, Colmenar de Arroyo, Villanueva del Pardillo, Sevilla la Nueva y Guadarrama, que junto a un buen número de concejales tampoco quisieron perderse el chupinazo de estas Fiestas “muy especiales y valientes” como las ha calificado Santiago Villena, quien como alcalde de Valdemorillo fue el primero en salir ante los vecinos para recordarles que “ellos son la esencia y los protagonistas de toda fiesta”.

En suma, que Valdemorillo está ya en Fiestas, recuperando el gran ambiente y la alegría de reencontrarse con sus tradiciones, como la que abrió el día, la procesión de la Virgen de las Candelas desde la ermita de San Juan a la iglesia parroquial, una jornada que no dejó de tener incluso su sabor con los envases individuales repartidos entre el público para que no dejaran de degustar unas pastas y un poco de vino dulce. El punto de continuidad, tras los fuegos artificiales que tampoco faltaron, llegó este jueves 3 cuando el pueblo honró a su patrón, celebrando algunos de los actos que nunca faltan por San Blas, misa, procesión y concurso del baile típico, el rondón.