¿Tengo estrés digital?

El estrés es un gran conocido en nuestra vida diaria, hace su aparición en diferentes situaciones y se presenta de distintas formas. El estrés es un estado psicológico y fisiológico que nos mantiene en un estado de alerta, y que, si se cronifica, puede afectar a nuestra salud.

¿Qué es el estrés digital?

El estrés digital es una de las manifestaciones más comunes y menos conocidas del estrés en el siglo XXI. Hace referencia a la ansiedad que nos genera la necesidad de estar disponibles de manera constante en los distintos dispositivos electrónicos, ya sea por decisión propia o por trabajo.

En nuestro modo de vida actual los medios electrónicos forman una parte fundamental de nuestro día a día (teléfonos móviles, televisiones, ordenadores, tablets, relojes inteligentes, apps, redes sociales, plataformas de video, etc). Todos ellos nos aportan entretenimiento, facilidad a la hora de comunicarnos, información, pero también generan una gran dependencia.

Los principales síntomas que presenta una persona que sufre estrés digital son:

  • La nomofobia: es la dependencia extrema al teléfono móvil. Sentir miedo o inseguridad irracional o al estar sin el teléfono o a no poder utilizarlo, ya sea para comunicarnos o para acceder a nuestras redes sociales.
  • Estado de alerta o de comprobación: necesidad constante de consultar si tenemos notificaciones nuevas en nuestro teléfono. Puede llegar a generar ansiedad, dolor de cabeza o insomnio.
  • Necesidad de desconexión. Se siente una necesidad de no estar pendientes del móvil u otros medios, pero no somos capaces de hacerlo por la ansiedad que esto nos genera.
¿Han aumentado los casos de estrés digital?

La situación que hemos vivido en los últimos meses ha podido acrecentar esta dependencia a este tipo de dispositivos. Todo lo que envuelve al teletrabajo (videoconferencias, ordenador, dispositivos móviles, llamadas, etc) sumado a la necesidad de mantener un estrecho contacto con nuestro círculo social a través de videollamadas o whatsapp ha generado que estemos mucho más pendientes de los medios electrónicos.

Es importante que poco a poco consigamos desengancharnos de los distintos hábitos que hemos adquirido durante el periodo de confinamiento en el uso de aparatos electrónicos.

¿Qué puedo hacer para evitar el estrés digital?

A lo largo del día estamos acostumbrados a trabajar en modo multitarea, para evitar el estrés es importante concentrarse en un máximo de dos actividades al mismo tiempo restringiendo el número de veces que revisamos nuestros whatsapp, nuestro correo o nuestras redes sociales. No conviene realizar tareas de trabajo o estudio mientras accedo a redes o aplicaciones personales, ya que esto hace que nuestra atención se divida y genere una sensación de estrés mayor. Las dos tareas que realicemos al mismo tiempo tienen que tener un contenido similar.

Mantener unos horarios relativamente constantes a la hora de acceder a los distintos medios electrónicos puede ayudar a reducir el estrés al generar un hábito. Marcar unos horarios concretos para leer nuestro correo o para revisar nuestras redes sociales puede reducir la necesidad que solemos tener de estar al corriente en todo momento de las novedades.

Por último es importante tomar descansos, nos hemos acostumbrado a que los periodos de desconexión que tenemos de nuestras obligaciones diarias sean periodos de reconexión a los medios electrónicos. Debemos desconectar de nuestros aparatos electrónicos, para ello podemos realizar distintas actividades como leer, hacer deporte, cocinar o salir a pasear, todo ello, por supuesto, sin estar pendientes de nuestro teléfono móvil.

Juan José Moreno Arias
Psicólogo experto en gestión emocional y del estrés.

https://www.instagram.com/jmapsicologos/

Deja una respuesta