El Ayuntamiento usará un barco anfibio para luchar contra las plagas de mosquitos y mosca negra

Este próximo mes de junio comenzará a funcionar el barco anfibio con el que el Ayuntamiento de Torrejón de Ardoz pretende evitar la proliferación de los mosquitos y la mosca negra. Para comprobar que todo está a punto para la llegada del verano, época de máximo esplendor para estos molestos insectos, el alcalde de la ciudad, Ignacio Vázquez, y la concejala de Medio Ambiente, Esperanza Fernández, visitaron este viernes la zona fluvial del Puente de Hierro, donde está ubicada esta máquina anfibia.

Además del río Henares, existen tres arroyos que atraviesan el término municipal de Torrejón de Ardoz: el arroyo Ardoz, que da nombre a la población, el arroyo Pelayo y el arroyo del Valle. Estos hábitats naturales ofrecen un entorno óptimo para los mosquitos y la mosca negra.

La función de este moderno vehículo anfibio consiste en eliminar las plantas acuáticas donde se concentran la mayoría de las larvas de estos insectos, tal y como explicó la concejala de Medioambiente, Esperanza Fernández: «Empezamos con el corte de plantas en el río, el lugar donde anidan los mosquitos y la mosca negra. Pasamos el barco anfibio con el fin de quitar toda la parte que sobresale del agua, que es donde dejan sus huevos los mosquitos. Esto lo hacemos dos veces durante el verano: empezamos en junio y terminamos entre julio y agosto, cuando vemos que el caudal nos lo permite», destacó la edil.

El río Henares, principal área de actuación

Para ello, la máquina anfibia recorrerá siete kilómetros del cauce del río Henares, desde la M-203 hasta pasado el barrio del Castillo. El vehículo cuenta con una nueva cuchilla sumergida de tecnología sueca, capaz de trabajar tanto en tierra como en agua, que permite cortar estas plantas acuáticas que crecen en el cauce del río. Esta próxima temporada estival será el noveno año en el que este barco anfibio se suma al plan de lucha antimosquitos organizado desde el Consistorio.

Además de la puesta en funcionamiento de este barco anfibio, Vázquez también comentó que también se están aplicando «tratamientos específicos para reducir las poblaciones de larvas y mosquitos adultos, intentando evitar que tengan especial incidencia entre los vecinos durante los próximos meses. Estos tratamientos se hacen con productos totalmente inocuos para el ser humano y el medioambiente porque son productos biológicos«, aclaró el regidor.

Plan municipal antimosquitos

Si bien el grueso de los trabajos en la lucha contra las plagas de mosquitos y mosca negra se centran en los márgenes del río Henares, durante estos meses también se actuará arroyos, estanques, fuentes ornamentales e imbornales, siguiendo las recomendaciones del Centro Superior de Investigaciones Científicas.

La campaña contra las plagas de mosquitos también incluye la introducción de murciélagos dentro de la fauna del municipio, para intentar controlar su población.

Los barrios de Soto Henares, Mancha Amarilla, Torrenieve, Parque de Cataluña y el Parque Europa serán las principales zonas de actuación, debido a su mayor cercanía con el río Henares.

Más allá del plan previsto desde el Ayuntamiento, el alcalde y la edil de Medio Ambiente también solicitaron la colaboración ciudadana para luchar contra esta plaga, típica de la temporada estival. «Es necesario que los vecinos mantengan las piscinas bien cloradas, eviten los charcos de agua en las praderas de césped, tengan los jardines bien cuidados eliminando recipientes con agua y desbrocen los solares, pues es en todos estos lugares donde pueden criar», destacó Fernández. También se recomienda el uso de repelentes y mosquiteras en las viviendas, extremando las precauciones durante la salida y la puesta de sol, momento en el que los mosquitos hembra salen a buscar alimento.