Reconocimiento a las chicas del Club de Fútbol Sala Femenino San Fernando

El Salón de Plenos del Ayuntamiento se convirtió, esta mañana, en telón de fondo para un merecido acto de reconocimiento a las chicas del primera regional del Club Fútbol Sala Fémino San Fernando que conquistaron, el pasado 27 de junio, la Copa Senior de la Comunidad de Madrid, tras imponerse al Rayo Majadahonda, y demostrando su gran potencial en el terreno de juego. El alcalde, Javier Corpa, acompañado por concejales del equipo de Gobierno y de la oposición, les quiso dedicar unas palabras de agradecimiento por su destacado papel, fruto de su empeño, esfuerzo y constancia, además de trasladar, en nombre de la Corporación Municipal, su enhorabuena por esta magnífica temporada. También les hizo entrega de una placa conmemorativa y unas flores. “Son un referente deportivo en toda la región, cosechando este y otros títulos de gran importancia, un orgullo para nuestra ciudad y un ejemplo. Vamos a continuar apoyando y fomentando el deporte local en general y, especialmente, el femenino”, indicó el mandatario local.

Posteriormente, intervino el presidente de la citada entidad, Ángel Zapero. “Tienen mucha proyección, son chicas jóvenes que han subido de la cantera, hemos visto cómo han ido creciendo y evolucionando, y se lo merecen porque, además, este año ha sido difícil. Es importante estar aquí, y quiero dar las gracias por este homenaje”, dijo al respecto.

No faltaron los halagos de su entrenadora, Irene Martínez. “Son geniales, y estoy encantada por la confianza que han depositado en mí, porque ha sido complicado debido a las circunstancias de pandemia, pero su lucha y su entrega diaria han hecho esto posible. Lo han dado todo”, añadió. A su lado estaba la capitana, Rocío Sánchez. La futbolista transmitió cómo han sido estos meses y, sobre todo, ese momento final, cuando alzaron la copa que han mostrado y compartido hoy con los responsables municipales. “Me eché a llorar. Llevo 11 años en este club, y nunca antes había vivido algo así. Es especial. Miras y tus compañeras, te abrazas como una piña… no faltan las lágrimas de alegría, porque has soñado con esto y, cuando lo consigues, la satisfacción es inmensa”, relató.

Deja una respuesta