Primeras impresiones ante el cierre de la estación de Recoletos

El túnel de la estación de RENFE de Recoletos lleva cerrado desde el domingo, tal y como estaba previsto, debido a la obras de mejora que se están llevando a cabo en la infraestructura y que se prolongarán hasta el mes de noviembre. Como consecuencia de estos trabajos, el tráfico entre Atocha  y Chamartín queda suprimido, lo que afecta al servicio de las líneas C1, C2, C7, C8 y C10.

Las labores del mejora servirán para sustituir la vía y la catenaria por otras de mayores prestaciones, una tarea “imprescindible”, según ha asegurado Adif, en unas infraestructuras construidas en los años 60 y que constituye el tramo con mayor densidad de tráfico ferroviario de la región, con 470 trenes y más de 200.000 viajeros diarios.

Hoy lunes, primer día laborable desde que comenzaron las obras, ha sido cuando los usuarios han podido notar las consecuencias de este cierre. En principio, para intentar que estas molestias sean las menores posibles, la EMT ha previsto una flota de hasta 20 autobuses articulados en hora punta. El trayecto de este servicio, de carácter gratuito, va desde el intercambiador de Atocha, con parada en Paseo de Recoletos 22 y parada final en Paseo de la Castellana 67, muy cerca de la estación de Nuevos Ministerios. También se han puesto en marcha autobuses que hacen el sentido contrario, de Paseo de la Castellana a Atocha. Además, se ha informado de que la frecuencia de este servicio será, en días laborales (excepto sábados), de 5 a 12 minutos entre las 05:15h a 07:00h; de 2 a 4 minutos entre las 07:00h y las 10:00h; de 4 a 5 minutos entre las 10:00h y las 14:00h; de 3 a 4 minutos entre las 14:00h y las 21:00h; y de 5 a 10 minutos entre las 21:00 horas y las 00:07h, que es el último servicio desde Atocha. El último servicio desde la cabecera de Nuevos Ministerios está programado a las 00.24 horas. Aunque, del 1 de julio al 1 de septiembre estas frecuencias serán más largas debido al descenso general de usuarios en verano.

SERVICIO EXTRA EN VALLECAS

Además del servicio especial, la EMT también ha previsto reforzar durante las obras las líneas de autobuses 24 (Atocha Renfe- El Pozo), 57 (Atocha Renfe- Alto del Arenal), 63 (Felipe II – Santa Eugenia), 145 (Conde Casal -Ensanche Vallecas) y 102 (Atocha Renfe – Estación El Pozo) con el fin de ofrecer una mejor alternativa de transporte a los viajeros procedentes de Santa Eugenia, Vallecas, El Pozo y Asamblea de Madrid-Entrevías (líneas C-2, C-7 y C-8).

EL CORREDOR DEL HENARES

RENFE también ha previsto desplegar varios refuerzos en la red de Cercanías. El más novedoso tendrá lugar en el Corredor del Henares con la puesta en marcha de un servicio de trenes entre Guadalajara y Chamartín, en ambos sentidos, por la vía de contorno de O’Donnell. Se trata de un servicio muy similar al Civis pero con más paradas. Estos trenes contarán con una frecuencia de 15 minutos en hora punta y de 30 el resto del día. Esta alternativa ha sido recomendada para viajeros de Vicálvaro, Santa Eugenia, Vallecas, El Pozo y Entrevías que quieran ir a Chamartín, para lo cual les será válido el billete de su zona aunque vayan hasta San Fernando para coger ahí el especial directo a Chamartín. Para la C2 y C7 dirección Atocha, la frecuencia será de 20 minutos desde Guadalajara y de 10 desde Alcalá. Por su parte, las líneas C3 y C4 reforzarán en hora punta entre las estaciones de Villaverde Bajo y Chamartín para potenciar el tráfico con Sol. Por último, los trenes del Pasillo Verde (C1, C7 y C10) tendrán como cabeceras de línea Atocha y Chamartín con la frecuencia habitual. Los viajeros de la C8 que vengan desde Cercedilla circularán sólo hasta Chamartín, con su frecuencia habitual.

Deja un comentario