Paquito D’Rivera se pasea por Madrid en clave de latin jazz

Para quienes no conozcan a Paquito D’Rivera, es saxofonista y clarinetista. Y es cubano. Acostumbrados a su jazz, sea paseado por el Festival de Verano de Madrid con un giro nuevo: el que le está dando a piezas clásicas de Albéniz, Falla, Rodrigo o Tàrrega. Lo hace con sugiraCariberian Tour, inspirada en su amor por todo lo relacionado con la Península Ibérica.
           Paquito ha sido reconocido con multitud de premios internacionales, entre ellos, doce premios Grammy. Por eso, elFestival de Verano del Teatro Auditorio San Lorenzo de El Escorial lo presentó el pasado 12 de julio. Una actuación en la que Paquito dió un ‘giro jazzístico’ a conocidas obras de la música clásica española.
El concierto incluyó piezas comoAndalucía,de Ernesto Lecuona; elConcierto de Aranjuez, de Joaquín Rodrigo; Recuerdos de la Alhambra,de Francisco Tàrrega; fragmentos del Sombrero de tres picos, de Manuel de Falla; o laSuite Iberiade Isaac Albéniz. Estas y otras grandes composiciones pasaron por el filtro delatin jazzdel gran músico cubano. Durante la actuación, Paquito estuvo acompañado por Pepe Rivero (piano), Reiner Elizarde ‘El Negrón’ (contrabajo), Michael Olivera (batería), Manuel Machado (trompeta), Yuvisney Aguilar (percusión) y David Tavares (guitarra).

La inspiración

           Para crearCariberian Tour, Paquito D’Rivera se ha inspirado en su amor por todo lo relacionado con la Península Ibérica. El artista ha ideado un proyecto musical que busca ser un regalo especial para el público de España y que va más allá de una gira de conciertos: también se convertirá en un disco y un documental.
Este excepcional músico, ganador de doce premios Grammy (el último en 2014), tiene una extensa discografía en la que se refleja su dedicación y entusiasmo por el jazz, elbebop, la música latina y la música clásica. Es compositor de obras sinfónicas y música de cámara, con piezas como el famoso quinteto para vientosAires tropicales,Conversaciones con CachaooGran Danzon, encargo que realizó para la National Symphony Orchestra y el Rotterdam Symphony.
Además de por su carrera como instrumentista, D’Rivera fundó y dirigió la Orquesta Cubana de Música Moderna, y ha sido reconocido con galardones como el Frankfurter Musikpreis, Guggenheim Fellow, Kennedy Center Living Jazz Legend, USA  National Medal of the Arts y el John A. Rockefeller Award.  Es Doctor Honoris Causa por la prestigiosa Berklee School of Music y la Universidad de Pennsylvania. En 2005, se le concedió el NEA Jazz Master, el mayor reconocimiento posible a un músico de jazz en Estados Unidos.
La Sociedad de Artistas de España (AIE) le otorgó en 1999 el Claustro Universitario de las Artes de la Universidad de Alcalá, en reconocimiento a su contribución a las artes y a su trayectoria profesional y humana en el mundo de la cultura.
La actuación de Paquito D’Rivera en el Festival de Verano ha estado dentro de una gira que le llevará por toda la geografía española: Canarias, Málaga, Madrid, Valencia, Pamplona o Cádiz son algunas de las ciudades en las que hará parada, para terminar en Londres, St. Moritz (Suiza) y París. ​
Un poco de historia
            Hijo del saxofonista y director de orquesta cubano, Tito D’Rivera, empezó a estudiar música con 5 años y a los 7 ya era un niño prodigio que actuaba en público. A esa edad firmó un contrato con la célebre compañía fabricante de instrumentos musicales Selmer.
            En 1958, con 10 años, toca en el Teatro Nacional de La Habana con gran éxito. Si bien había aprendido a tocar el saxofón soprano, cuando conoció el saxo alto se inclinó por este tipo, que aprendió a tocar con ayuda de un libro. Con 12 años entra en el conservatorio de La Habana para estudiar clarinete, composición y armonía. En 1967, con 18 años y ya considerado un virtuoso debuta con la Orquesta Sinfónica Nacional de Cuba como solista en un concierto televisado a nivel nacional.
            Después de tocar con afamados artistas, funda junto con ocho músicos de la Orquesta de Música Moderna y otros tres artistas el grupo Irakere que fusiona el jazz, rock, música tradicional cubana y música clásica creando un estilo totalmente nuevo que causó sensación en los festivales de Newport y Montreaux en 1978. Con este grupo recorrió Norteamérica y Europa y fue nominado para varios premios Grammy en 1979 y 1980, de los que ganó uno por el primer año en la categoría Best latin recording por su primer disco, homónimo de la banda. Este grupo hizo historia al convertirse en la primera banda cubana que firmó con una compañía norteamericana tras la victoria de Fidel Castro. 
            En mayo de 1980, cansado de su situación en Cuba, D’Rivera abandona el viaje, durante una escala que hizo en España, en un vuelo que iba a Finlandia, solicitando asilo en la embajada norteamericana, dejando a su mujer e hijos en la isla. Su madre Maura, su padre Tito y su hermana Rosario habían dejado Cuba en 1968 y ya eran ciudadanos estadounidenses. Su hermano Enrique, que casualmente salía ese mismo día de Cuba (rehén en Cuba, para que paquito no abandonara Irakere) vía la flotilla del Mariel, reside en la actualidad en Atlanta, Georgia. Su hijo Franco vive en Miami, Florida.
         A lo largo de su vida ha colaborado con numerosos músicos de géneros diversos y fundado orquestas de renombre. Hoy, Paquito vive en Nueva Jersey, con su mujer, la cantante Brenda Feliciano. Dirige cada año el Festival Internacional de Jazz de El Tambo en Uruguay. De vez en cuando expresa sus deseos de volver a tocar en su patria, si bien no antes del retorno de la democracia.

Deja un comentario