La Policía investiga la agresión sexual a una menor hallada semidesnuda en un portal de Coslada

Una menor de 17 años fue hallada semidesnuda de cintura para abajo el pasado fin de semana en un portal de la calle México en el municipio de Coslada. La joven, que fue localizada en estado de embriaguez, se encontraba desorientada y en estado de shock y casi no podía ni hablar.

Una vecina del edificio en el que fue localizada, fue la que alertó a las autoridades tras encontrar a la menor tumbada en el suelo, encogida y muerta de frío. No tenía ni zapatillas, ni ropa interior, ni pantalones. La mujer llamó a la Policía Local mientras acompañaba a la menor que tenía síntomas de haber bebido mucho. Los agentes trataron de conversar con la joven a su llegada, pero presentaba dificultades. Los agentes activaron el protocolo por una presunta violación y la adolescente fue trasladada por el Summa al Hospital del Henares.

Los policías locales avisaron a Policía Nacional que se hizo cargo de la investigación ante la sospecha de que la menor había sido víctima de una agresión sexual.

La chica no residía en el portal donde fue encontrada. Pudo finalmente contar a los agentes donde vivía y se pudo localizar a sus padres que acudieron junto a su hija esa misma noche. Sin embargo, no recordaba muy bien lo que le había sucedido tras reunirse con varios jóvenes para beber en un parque de Coslada. Tampoco sabía qué había pasado con la ropa que le faltaba y no tenía claro qué hacía en ese sitio.

La Policía Nacional ha conseguido averiguar que la menor acudió junto a varias amigas a un botellón en Coslada donde se encontraban más de 20 jóvenes. Varias de ellas reconocieron que bebieron mucho y que decidieron irse a casa sobre las 22.30 horas, ya que estaban muy mal, dejando a su amiga sola junto a otros chicos. Añadieron que no vieron nada raro antes de marcharse.

Los agentes están ahora tratando de averiguar la identidad de las personas que se quedaron bebiendo con la víctima para seguir con las pesquisas. Las indagaciones son complicadas, puesto que no hay cámaras de seguridad en esa zona de Coslada donde la joven se quedó bebiendo junto a otros menores de edad. También buscan algún sistema de videovigilancia en la calle México que permita averiguar como llegó la menor semidesnuda al portal y si alguien estuvo con ella en la entrada de ese inmueble.