La Guardia Civil y la Policía Municipal de Madrid desarticulan una red delictiva dedicada a la gestión irregular de residuos

La Guardia Civil y la Policía Municipal de Madrid, en el marco de la operación HARTIE, han desarticulado una organización delictiva dedicada a la gestión irregular de residuos en la ciudad de Madrid.

Se ha detenido e investigado a 42 personas por los supuestos delitos contra el medio ambiente, organización criminal, robo y hurto de residuos, blanqueo de capitales y traslados de residuos ilícitos al sudeste asiático, China e India principalmente.

La investigación se centró en una empresa gestora de residuos que organizaba la recogida de papel y cartón de Madrid de manera ilegal. Este residuo era mezclado con residuo de procedencia lícita y luego, sin cumplir la legislación vigente, efectuaban traslados hacia el sudeste asiático. Se han acreditado 278 traslados ilegales, con un peso de 67.300 toneladas y un valor de 10 millones de euros.

La organización, perfectamente coordinada y estructurada establecía rutas de recogida en camiones conducidos por ciudadanos, en su mayoría de nacionalidad rumana, sustraía el residuo de los contenedores municipales los cuales eran dañados al forzarlos, generando un aumento de insectos en los residuos de papel y cartón fuera de los contenedores. Este a continuación era recuperado por la empresa investigada para su posterior exportación a terceros países.

Al comprar la empresa ese residuo y mezclarlo con otro de procedencia legal, blanqueaban y ocultaban el papel sustraído. Se ha intervenido 11 camiones cuya titularidad tampoco correspondía con los usuarios de los mismos y los cuales eran utilizados para la recogida ilícita de residuos.

Durante todo el periodo investigado se han sustraído más de 9.300 toneladas con un precio estimado de mercado de 1.300.000 euros. Se estima que desde el año 2015 el ayuntamiento de Madrid habría sufrido pérdidas de hasta 16 millones de euros.

Traslados internacionales de residuos
La empresa investigada, no comunicaba a las autoridades pertinentes, los traslados hacia China, India, Indonesia y Corea del Sur principalmente, por lo que no se ejercía control sobre los mismos, se desconocía si habían tenido el tratamiento adecuado al tipo de residuo una vez en destino.

Los distintos Reglamentos de la Unión Europea establecen procedimientos y regímenes de control para el traslado de residuos entre los Estados miembros y terceros países, en función del origen, el destino y la ruta del traslado, del tipo de residuo trasladado y del tipo de tratamiento que vaya a aplicarse a los residuos en destino.

Su objetivo es organizar y regular la vigilancia y el control de los traslados de residuos de forma que se tenga en cuenta la necesidad de preservar, proteger y mejorar la calidad del medio ambiente y la salud humana.

La investigación, coordinada por la Fiscalía de Medio Ambiente y Urbanismo, ha sido dirigida por agentes pertenecientes al SEPRONA de la Guardia Civil en colaboración con agentes de la Policía Municipal de Madrid, quienes inician las primeras investigaciones en la capital. Actualmente las diligencias se encuentran abiertas en el Juzgado de Instrucción nº16 de Madrid.

Además, se ha contado con el apoyo de EUROPOL en el análisis de las comunicaciones y en el análisis estratégico de documentación para hallar posibles relaciones con el resto de países europeos; así como con la colaboración de la Subdirección General de residuos del MITERD (Ministerio de Transición Ecológica y Reto Demográfico) y la Dirección General de Servicios de Limpieza y Residuos del Ayuntamiento de Madrid.

Deja una respuesta