La Comunidad de Madrid pondrá en marcha la oficina anti-okupación

Durante el Pleno de la Asamblea de Madrid de ayer la presidenta regional, Isabel Díaz Ayuso, adelantó, en respuesta al Grupo de Unidas Podemos, que «a partir del mes de marzo vamos a poner en marcha la oficina anti-okupación, la oficina anti-sus amigos y vamos a ayudar a las policías locales, a los jueces, a los fiscales, pero especialmente a los propietarios de esas viviendas que sus amigos ocupan y a los que están defendiendo siempre que gobiernan, para que abandonen rápidamente sus propiedades», sentenció la presidenta.
«La okupación, insisto, es un delito y lo único que están haciendo es atentar contra la clase media española. Todas las políticas de intervención, cuando intervienen los mercados, la contratación, el empleo, las hipotecas o el alquiler, lo único que hacen es disparar los precios y contraer la actividad. Ustedes son la ruina de las clases medias españolas», subrayó la presidenta.
El servicio estará atendido por policías locales de diferentes ayuntamientos cuyas nóminas serán sufragadas por la Comunidad de Madrid. Hasta ahora hay comprometidos siete efectivos (policías municipales) para iniciar la formación y posterior servicio durante el mes de febrero y se espera que durante este año se complete con más efectivos hasta alcanzar una plantilla de 16 policías que cubrirán las 24 horas los 365 días del año.
Esta oficina servirá para informar al ciudadano sobre cómo y dónde denunciar una okupación y las pautas de actuación a seguir. Se avisará, además, a la policía para llevar a cabo una intervención inmediata ante una okupación que se esté produciendo o se haya producido en las primeras 24 horas.
Ante una okupación persistente, el 112 servirá para ayudar mediante orientación jurídica al legítimo inquilino, e informar y asesorar sobre cómo agilizar o iniciar el proceso legal de desocupación. Igualmente recogerá aquellas denuncias que se efectúen transmitiéndolo de manera inmediata a la policía.