La Comunidad de Madrid destaca el esfuerzo del comercio local por adaptarse a la pandemia

La Comunidad de Madrid destaca el esfuerzo del comercio local por adaptarse a la situación provocada por la pandemia y los efectos de la borrasca Filomena. El consejero de Economía, Empleo y Competitividad, Manuel Giménez, ha visitado el madrileño Mercado de La Paz, donde ha podido conocer cómo han repercutido en varios de sus negocios las ayudas puestas en marcha por el Gobierno regional en esta materia.

Giménez ha destacado la importancia de esta actividad “para sostener la economía”, y ha mostrado su apoyo a “un sector completamente seguro que se está dejando la piel y que es capaz de reinventarse cada día para ofrecer el mejor servicio a los ciudadanos”.

En 2020, el Ejecutivo madrileño puso a disposición del comercio ambulante un programa de ayudas dotado con 1,4 millones de euros, que se une a otras iniciativas para la reactivación y digitalización del sector; y las ayudas a la Transformación digital de los establecimientos minoristas a través de las asociaciones, que cuentan con un presupuesto de 400.000 euros.

Estos pequeños negocios han podido servirse de la atención singular que ofrece la línea de apoyo a pymes para hacer frente a gastos de alquiler, adquisición de equipos de protección para sus trabajadores y pago de nóminas y seguros sociales, dotada con 30 millones de euros. Y en el marco del Plan Impulsa y del Plan Continúa, con una asignación global de 50 millones de euros, cerca del 12% del total irá destinado directamente a autónomos de esta área.

Además, las ayudas de 100.000 euros para la promoción del sector comercial están destinadas a impulsar estas actividades y revitalizar el tejido productivo local, en el marco de la colaboración con los municipios madrileños.

Por su parte, el Plan Confianza, movilizó doce millones de euros en financiación en 2020 sólo para este sector. Asimismo, la herramienta de apoyo conocida como Garantía Madrid, acredita que los establecimientos que solicitan y obtienen este identificativo están firmemente comprometidos con el cumplimiento de las medidas sanitarias, la implementación de acciones de prevención reforzada y el compromiso con la sociedad en la reducción de contagios.

“Estas ayudas están demostrando su eficacia, aunque eso no implica que sean suficientes. Por ello, urge más que nunca la aprobación de unos presupuestos que garanticen no solo la supervivencia sino la reactivación y la recuperación de este tejido y, por ende, de la actividad económica de la región”, ha afirmado el consejero.

En este sentido, y tal y como ha detallado Giménez, “el acuerdo de presupuestos de la Comunidad contempla 30 millones en ayudas directas exclusivas para el sector comercial, a lo que hay que sumar otros 85 millones de euros para el Plan Impulsa”.

MADRID, A LA CABEZA DEL SECTOR EN 2020
El consejero ha explicado que esta actividad es uno de los “pilares fundamentales” del tejido productivo de la Comunidad. En nuestra región hay más de 65.000 establecimientos minoristas que emplean a casi 270.000 personas, con una tasa de paro de apenas el 8%, y donde ocho de cada diez contratos son indefinidos.

Así, a pesar de las dificultades con las que se ha encontrado en 2020, ha mostrado una mayor fortaleza que en el resto de territorios. Los últimos datos de comercio minorista confirman que la Comunidad ha liderado las ventas el pasado año, con un crecimiento del 3,2% frente a los descensos anuales del 1,8% en Cataluña, del 3% en Andalucía o del 0,6% de media nacional.

Deja una respuesta