El ciclista torrejonero Christian Silva termina con éxito su participación en la Titan Desert

El ciclista torrejonero perdió su brazo izquierdo en un accidente laboral

Christian Silva ha vuelto a superar un nuevo reto que se había marcado en su agenda. El ciclista torrejonero, amputado de su brazo izquierdo, ha terminado con éxito su segunda participación en la Titan Desert, disputado del 2 al 6 de noviembre en el desierto de Tabernes (Almería). Este año lo ha hecho en una Fat Bike, una bicicleta “de las ruedas gordas”, lo que le ha añadido más dificultad, ya que el impacto de las ruedas sobre las articulares es mayor.

La Titan Desert es una carrera de mountain bike por etapas con una experiencia única ya que el recorrido busca la aventura y la resistencia. Este año se ha establecido un riguroso protocolo sanitario cambiando su lugar de celebración, ya que esta edición se ha disputado en Almería, en vez de en Marruecos.

Christian perdió su brazo en un accidente laboral con tan sólo 18 años. Desde entonces ha ido superando todos los retos que se ha planteado. Ha participado dos veces en la Titan Desert y se ha subido al podio en diferentes competiciones; destacando la medalla de plata en el Campeonato de España de Ciclismo Adaptado en la prueba de ‘escratch’ en el año 2019.

Fue premiado en la Gala del Deporte de Torrejón de 2018 como mejor deportista con discapacidad y fue recibido por el alcalde, Ignacio Vázquez, y el concejal de Deportes, José Miguel Martín Criado, como reconocimiento a su trayectoria y capacidad de esfuerzo y superación.

“Estamos muy orgullosos de ti porque eres un ejemplo de superación para todas las personas con diversidad funcional y demuestras que, con esfuerzo y tesón, no hay límites”, señaló el alcalde, Ignacio Vázquez.

El concejal de Deportes, José Miguel Martín, felicitó a Christian porque “has vuelto a conseguir un nuevo éxito, como es terminar una prueba tan dura como la Titan Desert, con el añadido de que este año lo has hecho en una bicicleta que se adapta peor a tu discapacidad. Sin duda, algo digno de elogio”.

Deja una respuesta