El 53% de los residentes cuenta con una inmunidad media-alta frente al coronavirus

Cerca del 53% de los residentes de centros socio-sanitarios de la Comunidad presenta una inmunidad media-alta al COVID-19; en concreto, 14.324 residentes tienen anticuerpos del SARS-CoV-2, es decir, ya han pasado la enfermedad.

Se trata de uno de los resultados del estudio Mapa serológico en centros sociosanitarios de la Comunidad efectuado en los últimos tres meses de la pandemia, que ha presentado el viceconsejero de Salud Pública, Antonio Zapatero; el director general de Coordinación Socioanitaria, Francisco Javier Martínez Peromingo; y la directora general de Salud Pública de la Comunidad de Madrid, Elena Andradas.

Sanidad ha clasificado los centros socio-sanitarios en tres niveles según el grado de inmunidad de sus residentes: Alta (25,9%), media (27,9%) y baja (46,2%); con objeto de reforzar las medidas de prevención frente al COVID-19, entre otras la flexibilización de las visitas en los centros con mayor inmunidad, o, por el contrario, la reducción de las mismas en aquellos donde los residentes presentan en conjunto menos anticuerpos.

El estudio ha supuesto la realización de 55.542 muestras de sangre y encuesta individual a residentes y profesionales de 517 centros socio-sanitarios regionales.

En el mismo han participado aproximadamente 500 profesionales socio-sanitarios; entre ellos 56 geriatras de enlace de 19 hospitales de referencia; equipo del Laboratorio Regional de Salud Pública; cerca de 200 enfermeras y auxiliares del SUMMA-112 y Atención Primaria, además del personal de la residencia.

TEST ANTIGÉNICOS ENTRE LOS PROFESIONALES
Otro dato relevante del estudio se refiere a la inmunidad de los profesionales que prestan sus servicios en residencias y centros socio-sanitarios. El estudio refleja que el 37% de los trabajadores cuentan con anticuerpos del SARS-CoV-2.

Para dar respuesta a la situación de las residencias con inmunidad baja de sus profesionales, la Consejería de Sanidad, ha iniciado un cribado frente al COVID-19 mediante la realización de test antigénicos entre profesionales de centros socio-sanitarios con una inmunidad inferior al 40% y que cuenten con servicio de enfermería.

El objetivo es identificar al personal asintomático que trabaja en los centros con la intención de que en caso de producirse la infección, se adopten las medidas correspondientes para minimizar el daño a los residentes.

Actualmente, la Dirección General de Salud Pública de la Comunidad de Madrid tiene identificado 19 brotes activos en residencias de mayores con 334 casos.

Deja una respuesta