Cómo evitar los robos de teléfonos móviles

Con motivo de las fiestas patronales, la Policía Local de Algete ha querido difundir una serie de consejos para evitar los hurtos de teléfonos móviles, ya que este se ha incrementado incrementando en los últimos años en los municipios madrileños con la presencia de bandas criminales organizadas:

· Se debe mantener guardado el teléfono en un lugar que no se pueda sustraer rápidamente y evitar dejarlo en mochilas o bolsos que no se tengan a la vista, así como en los bolsillos traseros del pantalón. Esto es especialmente importante en lugares abarrotados de gente.

· Si se encuentra en un restaurante o cualquier otro establecimiento de hostelería, no debe dejar el móvil encima de la mesa.

· Apuntar y guardar el número IMEI, ya que se necesita en caso de denuncia por robo para inhabilitar el dispositivo y evitar, de esta manera, su reventa. Si no tiene la caja original del terminal, se puede obtener  marcando *#06# desde el móvil.

· Bloquear la pantalla con un código PIN o con un patrón de bloqueo. En caso de robo, no podrán usarlo, aunque esté encendido.

· Hacer copias de seguridad. En caso de no haber podido evitar el robo, lo esencial es recuperar nuestra información (contactos, fotos…). Por ello, se recomienda hacer una copia de seguridad del contenido en otro dispositivo cada cierto tiempo. En dispositivos Android se puede utilizar la tu cuenta de Google para hacerlo y en IOS (Apple) se puede utilizar iCloud.

· Instalar una aplicación para localizar el móvil. En Android se debe activar la opción de “Encontrar mi dispositivo” y en teléfonos iPhone “Buscar mi dispositivo”. Con estas opciones activadas, se puede buscar el terminal si se ha perdido tanto desde otro teléfono como desde un ordenador personal, siempre y cuando el terminal no se haya apagado.

Pero, una vez que el robo/pérdida se haya producido, lo esencial es poner a salvo nuestros datos siguiendo los siguientes pasos:

·  Primero compruebe que el dispositivo es realmente irrecuperable. Intente localizar el móvil mediante la función GPS de este o llamando a su propio número, ya que en caso de pérdida es posible que alguien lo haya encontrado y tenga intención de devolverlo.

· Una vez que hayamos comprobado que el móvil no está disponible, lo esencial es llamar al operador que corresponda para bloquear la SIM. De esta manera evitaremos cualquier uso ilícito de nuestra línea.

· Si se tiene una app de rescate descargada, deberemos borrar cualquier dato que consideremos importante (emails, fotos, mensajes), así como contraseñas, claves de acceso, etc. Aunque al hacerlo ya no podrán localizar ni seguir a tu teléfono. Además es aconsejable cambiar las contraseñas por prevención.

· Por último, denunciar la pérdida. En caso de hurto, vaya a la comisaría más cercana a su domicilio y denuncie la pérdida o robo. Para eso necesitará llevar el código IMEI.

Deja una respuesta