Comienzan las obras de rehabilitación del puente ferroviario de La Poveda

La Comunidad de Madrid ha comenzado las obras de rehabilitación del puente ferroviario de La Poveda, al ser la propietaria de esta infraestructura, muy utilizada por peatones y ciclistas, además de por el histórico Tren de Arganda. Este puente, de aproximadamente 175 metros, comunica Arganda con Rivas por encima del río Jarama. Al inicio de las obras han asistido el alcalde argandeño, Guillermo Hita; el consejero de Transportes, Movilidad e Infraestructuras, Ángel Garrido; el alcalde de Rivas, Pedro del Cura; así como representantes regionales y de las Corporaciones Municipales de Arganda y Rivas, así como los integrantes del Centro de Iniciativas Ferroviarias “Vapor Madrid”, encargados del mantenimiento del ferrocarril.

“Con esta intervención queremos facilitar la convivencia entre caminantes, ciclistas y el tren turístico, recuperando a su vez una estructura histórica e impulsando este itinerario como alternativa de ocio. El proyecto va a suponer mejoras en los accesos y la propia plataforma del puente para garantizar que su uso sea seguro para todos”, ha explicado Garrido.

Los trabajos de rehabilitación, durarán seis meses y su objetivo es recuperar esta estructura e impulsar este itinerario como alternativa de ocio, al mejorarse los accesos y la propia plataforma del puente para garantizar la seguridad. Los trabajos van a suponer una inversión de más de medio millón de euros e incluirán la adaptación de la plataforma para asegurar el paso de peatones y ciclistas, y compatibilizarlo con el recorrido del histórico tren.

Durante las obras se va a instalar una plataforma metálica de rejilla en toda la superficie del puente la cual se integrará mejor con la estructura histórica protegida, permitiendo desmontar la actual plataforma de hormigón, diseñada como pasillo de inspección. Además, se van a acondicionar los caminos que llegan al puente para facilitar el acceso a la estructura, y se instalarán nuevas barandillas y traviesas para la vía del ferrocarril.

El proyecto se completará con el pintado del puente y la instalación de nuevos sistemas de protección y señalización ferroviaria específica, como el toque de pitido de tren y un paso a nivel, para avisar del paso del tren e indicar la prohibición del uso del puente para peatones y ciclistas hasta que se despeje la vía.

CAMINO DE PEREGRINACIÓN
El puente ferroviario de La Poveda, sobre el río Jarama, formaba parte del trazado de la línea de tren impulsada por la Compañía del Ferrocarril Madrid-Arganda, que entró en servicio en 1886 y aprovechó parte de un antiguo tren minero entre Madrid y unas canteras de Vallecas.

El puente fue destruido durante la Guerra Civil y reconstruido posteriormente. En 1940, entró en servicio para pasajeros y mercancías y estuvo en funcionamiento hasta 1997, cuando se clausuró el último tramo del ferrocarril del Tajuña, entre Vicálvaro y la cementera de Morata de Tajuña.

En 2001, el trazado de la vía se aprovechó para la puesta en marcha de un tren turístico histórico, que realiza el recorrido entre la laguna del Campillo, en Rivas Vaciamadrid, y la estación de La Poveda, en Arganda del Rey. Se trata de un tren de vapor de 1925, que funciona los domingos y los miércoles (en este caso, para centros educativos) durante cuatro meses al año.

El puente también forma parte de la ruta de peregrinación Camino a Uclés, que une Madrid con esta localidad conquense y que se creó en 2010 como parte del peregrinaje a Caravaca de la Cruz (Murcia).

 

Deja una respuesta