Comerciantes y hosteleros se reunieron con representantes del Ayuntamiento y fuerzas de seguridad locales tras la oleada de robos en Rivas

El viernes, a mediodía, representantes de los establecimientos comerciales y de hostelería afectados por los robos sufridos en los últimos meses se reunieron con el director general del Ayuntamiento de Rivas, Luis Alfonso Mora Arrogante, con el Jefe del Cuerpo de Policía local, Leonardo Román Lafuente Valentín, con el Teniente de la Guardia Civil, Jorge Torres y con el presidente de ASEARCO, David París.

En palabras del presidente de ASEARCO, David París, el encuentro se produjo porque “comerciantes y hosteleros consideran que existe un clima de inseguridad en la localidad, tras la última oleada de robos en establecimientos del municipio y querían conocer, de primera mano, qué tipo de medidas se pueden poner en marcha además e si existen efectivos humanos suficientes en la calle que garanticen la seguridad en us negocios. Querían trasladar al consistorio sus inquietudes y establecer una vía de diálogo directa con su administración más cercana para colaborar en la búsqueda de posibles soluciones”.

Manifestaron que entre comerciantes y hosteleros existe la impresión de que no hay recursos humanos suficientes para impedir la proliferación de este tipo de delitos registrada en los últimos meses, destacando en este sentido, los problemas surgidos, especialmente en la zona de Covibar.

Tanto el Ayuntamiento como los representantes de las Fuerzas de Seguridad, por su parte, quisieron lanzar un mensaje de tranquilidad. Afirmaron que los autores de los robos cometidos en los últimos tiempos han sido detenidos y puestos a disposición judicial. Los responsables de la seguridad local han indicado que el repunte de los delitos se ha dirigido básicamente a los comercios, establecimientos de hostelería y colegios, pero que no existe un aumento de la inseguridad en términos generales.

Explican que se han reforzado los controles diarios, de manera coordinada por ambos cuerpos de seguridad, y se ha realizado por zonas, incluida la más afectada, el barrio
de Covibar. Esta área, según su información, cuenta con vigilancia reforzada por la noche. Tenían identificados a los delincuentes, conocen su procedencia y la particularidad de su modus operandi.

En este sentido, los comerciantes echaron en falta la presencia visible de un mayor número de agentes, no solamente para detener las acciones delictivas sino también para ejercer un efecto disuasorio ante los delincuentes que permitiera, además, transmitir a vecinos y responsables de negocios una sensación de tranquilidad.

Por su parte, el director general del Ayuntamiento indicó que, según la legislación vigente, la seguridad ciudadana corresponde a la Delegación de Gobierno, si bien la Policía Local está siendo un colaborador estrecho en este sentido. Explicó que el consistorio está trabajando para mejorar la seguridad del municipio. Recordó que el Ayuntamiento seguirá exigiendo la instalación de una Comisaría de Policía Nacional. En este sentido, el Ayuntamiento de Rivas está dispuesto a ceder una parcela municipal, próxima a las instalaciones de la Policía Local, donde se podría construir la comisaria que traería consigo la presencia en el municipio de unos 180 agentes.

Además, anunció que el sistema de 150 cámaras de seguridad, instaladas en todo el municipio, estará a pleno rendimiento a finales de febrero. En este sentido, el representante consistorial afirmó que se están valorando, además, otro tipo de

Deja una respuesta