Bou y Nadal son los deportistas españoles que impresionan al mundo con sus récords históricos

En 17 años suman 271 triunfos en la élite y 19 campañas como números 1

Por Goyo Ybort / Fotos cedidas por: P. Segalés/MH – Zubi/Grand Slam

 

En estos difíciles y tristes tiempos que acontecen, en los que lo ‘made in Spain’ no brilla especialmente; hay dos deportistas españoles que se erigen en paradigma de la humildad, del trabajo y dedicación diaria, la profesionalidad y del éxito que ello conlleva.

Toni Bou, barcelonés de Piera que cumple 34 años el 17 de octubre; y Rafa Nadal, mallorquín de Manacor que cumplió los 34 a primeros de junio pasado.

Por eso, de manera inédita, hoy dedicamos el espacio de Deportes y Motor de La Quincena a estos dos deportistas que trascienden el ámbito no sólo de nuestro periódico, sino de lo habido en el mundo del trial motociclista y del tenis en toda la historia.

Toni Bou comenzó despuntando en Europa por su habilidad sobre una bicicleta de trial.

Su punto de partida en moto fue la campaña de 2003, cuando debutó en el campeonato del mundo -en Irlanda- y ganó el campeonato de Europa de trial motociclista.

En 2007 se subió a una de las motos españolas campeona de trial, la Montesa Cota, ya con motor de 4 tiempos menos contaminante y se llevó el campeonato del mundo.

Bou ha llevado a la legendaria marca barcelonesa, que cumple ahora 75 años de vida y 52 de su afamado modelo de trial, a unos resultados deportivos que parece improbable se puedan repetir.

Toni se ha proclamado campeón del mundo de trial en Lazzate (Italia) el 10 de octubre de 2020, lo que suponía su decimocuarto cetro consecutivo en una historia de 52 años de campeonato, donde los siguientes pluricampeones ostentan 7 títulos (Tarrés y Lampkin).

Pero es que Bou también es el campeón del mundo de trial indoor de estos últimos 14 años, lo que se traduce en 28 títulos mundiales consecutivos, a los que añadir otros 19 logrados por equipos con la selección española, al aire libre y bajo techo.

Con las dos últimas victorias individuales de Toni en Italia suma 185, y un total de 245 podios de ámbito mundial.

Rafa Nadal también empuñó joven una raqueta para destacar entre los alevines españoles, donde se coronó en 1997; alcanzando éxitos mundiales en sub-14 con el equipo español en 2000 y la Copa Davis Junior en 2002.

Su primera campaña internacional también fue en 2003, cuando triunfó en el ATP Challenger de El Espinar, primera victoria destacada en el circuito. Y en 2005 explotó en los torneos superiores, ganando cuatro masters 1000 (Madrid entre ellos) y Roland Garros en su debut, cerrando la campaña con 11 títulos sobre tres tipos de superficie diferentes.

Nadal ha reescrito la historia del grand slam parisino el domingo 11 de octubre de 2020, al apoderarse de la decimotercera ‘copa de los mosqueteros’ en quince años. En 119 ediciones de Roland Garros, sólo Borg ganó 6, que es quien sigue a Rafa.

El mallorquín sumó en Paris su victoria número 100 en un mismo grand slam, algo muy difícil de lograr; y acumula 86 títulos ATP (20 grand slam), habiendo participado en 5 Copa Davis ganadas por España (2004, 2008, 2009, 2011 y 2019), con 37 victorias en esta competición por naciones, 32 de ellas de forma consecutiva. Nadal lleva jugando la Copa Davis desde que tenía 17 años y sólo ha tenido una derrota individual, justamente la de su debut en la República Checa.

Rafa ha sido número 1 del mundo a la conclusión de cinco temporadas: 2008, 2010, 2013, 2017 y 2019 y también es fiel a su herramienta de trabajo. Juega con Babolat (marca francesa creada hace 145 años) desde hace un cuarto de siglo, iniciándose con el modelo Pure Drive y ayudando a desarrollar la Pure Aero que maneja desde hace tiempo.

El piloto del Repsol Honda Team, apenas logró su vigésimo octavo título se acordó de Rafa Nadal para felicitarlo, pues lo tiene como referencia y ejemplo, reconociendo que el éxito propio es tremendo pero que lo de Nadal “es de locura”.

Bou sabe lo que es superar lesiones y competir con ellas, dentro de una disciplina solitaria, de total autocontrol, donde la precisión va al milímetro; lo que puede compartir con Nadal, en esos mismos 17 años de alta competición en los que ambos han firmado récords para la historia.

Deja una respuesta