Ayudas para la contratación en localidades de menos de 2.500 habitantes

La Comunidad de Madrid reabrirá la próxima semana el plazo de solicitud de las ayudas previstas en el Programa de Empleo para municipios rurales. Este año  destinará 11 millones de euros para contratar desempleados y orientadores laborales en las 79 localidades de la región con menos de 2.500 habitantes. Estas ayudas se enmarcan en la Estrategia regional para revitalizar los municipios rurales.

El vicepresidente regional, Ignacio Aguado, ha mantenido una reunión telemática con sus alcaldes para comunicarles la decisión y explicarles el procedimiento de solicitud. También ha estado presente el consejero de Economía, Empleo y Competitividad de la Comunidad de Madrid, Manuel Giménez.

Las ayudas se aprobaron a finales del pasado año, duplicando el presupuesto de la primera convocatoria de 2019 (que fue de cinco millones). El objetivo es que todos los municipios que lo solicitaran pudieran beneficiarse del programa. Sin embargo, la suspensión de plazos administrativos para la tramitación de procedimientos del sector público, decretada por el estado de alarma, impidió publicar su convocatoria, prevista para el pasado mes de abril.

Tras anunciar el Gobierno Central que el 1 de junio se reanudará el cómputo de esos plazos, la Comunidad de Madrid tiene previsto publicar la convocatoria para estas ayudas la próxima semana. “Ya que los pequeños municipios tienen menos recursos para afrontar la pérdida de empleo, este impulso a la contratación es más urgente y necesario que nunca”, ha señalado Aguado.

 

TRES LÍNEAS DE AYUDA
El Programa de Empleo para Municipios Rurales tiene como beneficiarios a ayuntamientos y mancomunidades de menos de 2.500 habitantes. Ofrece tres líneas de ayudas para contratar a desempleados en obras o servicios de interés general que se desarrollen en el municipio; llevar a cabo actuaciones que combinen empleo y formación con el objetivo de que los participantes obtengan un certificado de profesionalidad en distintas especialidades; y realizar acciones de orientación profesional para la búsqueda de empleo y el emprendimiento colectivo de personas desempleadas.

Las ayudas permiten financiar los costes salariales y la cotización a la Seguridad Social de las personas contratadas dentro de cada una de estas líneas, además de los costes de posibles medios de transporte colectivo para los participantes en el programa o de las acciones de formación profesional para el empleo incluidas en el mismo.

Deja una respuesta