A justo Gallego, in memoriam

Justo Gallego Martínez nació en Mejorada del Campo el 20 de septiembre de 1925, y en su localidad natal permaneció hasta el último día de su vida. Durante 60 años se dedicó a construir la famosa catedral de la localidad que ha conseguido traspasar fronteras.

Justo comenzó a construirla en unos terrenos que había heredado de sus padres, sin el respaldo de la Iglesia católica. Solo lo movía su fe en Cristo y en la virgen, por eso lleva el nombre de “Nuestra Señora del Pilar, Madre de Dios”. Su cúpula tiene 40 metros de alto. Lo que llegó a hacer, lo hizo casi en solitario, con algo de ayuda de sus seis sobrinos y voluntarios eventuales. En ocasiones contrató los servicios de especialistas con su propio dinero. Financió su trabajo alquilando o vendiendo terrenos heredados y con donaciones que recibió de cuando en cuando. Muchos de los materiales eran reciclados.

Gracias a su gesta, Mejorada del Campo ha aparecido en diversas publicaciones internacionales e incluso, la catedral sirvió de escenario para la campaña comercial de una conocida marca de refrescos. Por eso, en abril de este año, el Ayuntamiento le otorgó una medalla, para agradecerle todo lo que consiguió con la construcción de su catedral. Y nosotros hoy, con estas líneas, también queremos honrarlo y recordarlo. QEPD