La Comunidad de Madrid ha anunciado, esta tarde, los derribos de las viviendas de los números 1, 3, 5, 7, 9 y 11 de la calle Pablo de Olavide y del 20 de Ventura de Argumosa (A-G), afectadas por la problemática creada por Metro, una infraestructura cuya única adminitración competente y responsable es el Gobierno regional. “Quiero solidarizarme con estas familias, con aquellos que ya han perdido sus casas, y con los vecinos que están a la espera; y mostrarles, una vez más, mi total apoyo”, indicó el mandatario local tras conocer la noticia, una vez más, a través de los medios de comunicación. El Ayuntamiento no ha recibido, todavía, ninguna notificación a este respecto. “Es una falta de respeto total ante una grave situación que afecta a nuestra ciudad, y estamos hartos (…). Pido lealtad con esta institución, con la Plataforma de Afectados por Metro y con la Asociación de Afectados ‘Presa-Rafael Alberti’ (…). La presidenta Díaz Ayuso tiene que tomar en serio este asunto”, añadió el regidor local.

Asimismo, Corpa exigió la puesta en marcha del Plan Integral aprobado en sede parlamentaria en diciembre de 2021. “Dicen que lo tienen, pero nunca lo enseñan, y debe contener, entre otras cuestiones, un estudio pormenorizado del suelo”, alegó.

Para finalizar, resaltó que desde la Consejería de Transportes e Infraestructuras que dirige David Pérez continúan con los trabajos de asentamiento del terreno. “Llevamos ya tiempo diciendo que estas intervenciones no serían la solución definitiva porque es la cuarta vez que se realizan y, durante estos 15 años, no han resuelto el problema”.