Torrejón y el gobierno regional, unidos por la construcción de un carril Bus-VAO en la A2

La Comunidad de Madrid y el Ayuntamiento de Torrejón exigen al Gobierno de España el desbloqueo de la construcción del carril Bus-VAO de la A2.

Rosalía Gonzalo, consejera de Transportes, Vivienda e Infraestructuras del gobierno regional y Valeriano Díazsegundo teniente de alcalde de Torrejón de Ardoz, se han reunido este jueves para reclamar la puesta en marcha del proyecto, recordando los atascos diarios que sufren los usuarios de varios municipios aledaños en sus desplazamientos de entrada y salida a Madrid.

Tal y como ha explicado la consejera, la solución a estos atascos vendría con la puesta en marcha del carril Bus VAO, cuya construcción depende únicamente de la firma del convenio de colaboración de los cuatro actores implicados: los ministerios de Fomento e Interior, el Ayuntamiento de Madrid y la Comunidad de Madrid. Además, dicho convenio, ya cuenta con la mayoría de informes favorables desde el pasado mes de septiembre.

Valeriano Díaz, por su parte, destacó que el transporte público es “una de nuestras prioridades” y recordó que “en estos últimos años el Gobierno local del Ayuntamiento de Torrejón de Ardoz ha impulsado o llevado a cabo importantes actuaciones realizadas para la mejora del transporte en nuestra ciudad como han sido la construcción de la segunda estación de tren en la ciudad, la de Soto del Henares; la remodelación integral de la estación de tren de Torrejón (…); el aumento de un cuarto carril en el Puente de Fronteras, habilitando un segundo carril de salida al nudo de la A2 (…).”.

El Bus VAO de la A-2 cuenta con una inversión de 13 millones de euros y reservaría el carril izquierdo de la calzada durante las horas punta para la circulación exclusiva de autobuses y vehículos con alta ocupación. El carril se controlará mediante un sistema de “Gestión Inteligente de la Carretera” (ITS), que permitirá activarlo o desactivarlo en tiempo real en función de las necesidades que presente el flujo de vehículos en cada momento. Este sistema está dotado con tecnología de última generación, como balizamientos luminosos en la vía y señalización dinámica por lo que, a diferencia del ya existente en la carretera de La Coruña, en este caso no habría separación física entre este carril y el resto de carriles de la calzada.

El carril tendría una longitud de 19 kilómetros y comenzaría a la altura de la M-300, entre los municipios de Torrejón de Ardoz y Alcalá de Henares, para finalizar en el intercambiador de Avenida de América, cubriendo una distancia de 19 kilómetros. Los puntos de acceso a este carril estarían situados en Alcalá de Henares, Torrejón de Ardoz, San Fernando de Henares, el barrio de Canillejas en Madrid y el intercambiador.

Además, según varios estudios realizados por el Consorcio Regional de Transporte, los usuarios que hicieran uso de el carril podrían ahorrar hasta 15 minutos en sus trayectos, cuya duración media actual es  de 40 minutos. Asimismo, más de 15.000 usuarios se podrían beneficiar de este proyecto, que supondría un ahorro para los madrileños de 500.000 horas al año y que contribuirá a la mejora de la calidad del aire evitando la emisión de hasta 900 toneladas de CO2 al año.

Deja un comentario