Se reabre al tráfico el acceso a Alcalá de Henares por el puente de la M-300

Se ha reabierto hoy al tráfico el acceso a Alcalá de Henares por el puente de la M-300 tras su reparación de la estructura. El objetivo ha sido el de reforzar la seguridad de los más de 50.000 vehículos diarios que circulan por esta vía autonómica. La inversión ha sido superior a 2,1 millones de euros.

El consejero de Transportes e Infraestructuras, David Pérez, ha visitado el final de las obras tras nueve meses de trabajos que han incluido el desmontaje y montaje del tablero del puente, obras de impermeabilización y drenaje, instalación de los pretiles y defensas, nueva pavimentación, señalización e iluminación.

La modernización de esta infraestructura beneficiará especialmente a los vecinos de Alcalá, así como al resto de usuarios de la carretera M-300 que conecta el municipio complutense con la A-2. Pérez ha destacado la importancia de estas obras para garantizar la seguridad vial de los madrileños, y las ha enmarcado dentro de los trabajos para supervisar el estado de este tipo de estructuras, a través de inspecciones e informes detallados de evaluación, y las correspondientes propuestas de actuaciones de mejora o reparación, si los informes técnicos las considerasen necesarias.

Para ello, el Consejo de Gobierno de la Comunidad aprobó el pasado mes de diciembre una inversión hasta el año 2025 de más de 60 millones de euros destinada al mantenimiento de los 2.500 kilómetros de la red autonómica de carreteras.