Se celebró el bicentenario de la defensa de la Constitución por la Milicia Nacional

En la misma calle capitalina que toma el nombre de la fecha de los sucesos


Por Goyo Ybort. Fotos de Alberto Simón

El 7 de julio de 2022 se han cumplido doscientos años de un incidente histórico de considerable huella, en el que la Milicia Nacional frenó a la Guardia Real de Fernando VII en su intento de tomar el Ayuntamiento de Madrid y de proclamar el absolutismo, en contra de los derechos constitucionales.

Para conmemorar este bicentenario, la Sociedad Filantrópica de Milicianos Nacionales Veteranos (institución sin ánimo de lucro fundada en 1839, medalla de plata de la Comunidad de Madrid y declarada de Utilidad Pública Municipal por decreto de 4 de junio de 2019), celebró un singular acto de afirmación constitucional, en colaboración con la junta del distrito Centro del Ayuntamiento de Madrid, en la misma calle del 7 de julio, la tercera más corta de cuantas nacen en un arco de la plaza Mayor, y donde figura una placa conmemorativa con la explícita leyenda “A los héroes del 7 de julio de 1822”.

Fue el presidente de la propia Sociedad Filantrópica de Milicianos Nacionales Veteranos (cuyos miembros lucían sus medallas), José Luis Sampedro Escolar, quien abrió los discursos, ahondando en los detalles históricos y en su recuerdo, concluyendo, como de costumbre con los lemas de ¡viva la Constitución, viva el Rey, y viva España!

Tras Sampedro, tomaron la palabra Daniel Pérez, representante de la junta municipal de Centro del Ayuntamiento de Madrid, y José Marín, de la Dirección General de Bibliotecas, Archivos y Museos del Ayuntamiento; para completar el evento la ofrenda de una corona de laurel en homenaje a los miembros de la Milicia Nacional que combatieron, dos siglos antes, a favor de la Constitución.

Aquel 7 de julio de 1822, tres batallones de guardias reales fueron enviados por Fernando VII para tomar la sede del Ayuntamiento de la Villa de Madrid, proclamando el absolutismo del mencionado rey en contra del gobierno liberal y de los derechos constitucionales; pero la rápida reacción de la Milicia Nacional, dirigida por Evaristo San Miguel y fiel al Concejo Municipal, neutralizó a la Guardia Real, que se acabó rindiendo en la Casa de la Panadería.

En la mañana del mismo día 7 de julio de 2022, se ofició un responso por el propio San Miguel en el Cementerio de La Florida, donde está enterrado junto a los fusilados del 3 de mayo de 1808 que se rebelaron contra los franceses; y también por todas las víctimas derivadas de aquella refriega en la plaza Mayor.

Días antes, Sampedro Escolar, académico de número y decano de la Real Academia Matritense de Heráldica y Genealogía y también numerario de la de las Ciencias y las Artes Militares, ofreció la conferencia “El siete de julio de 1822, un bicentenario aleccionador” en el Centro Cultural Moncloa, con motivo de esta conmemoración.