La magia del balonmano regresará a la Caja Mágica

Madrid es el escenario elegido por la Real Federación Española de Balonmano para la disputa de la fase final de la XLV Copa de S. M. el Rey de balonmano, que se celebrará el fin de semana del 6, 7 y 8 de marzo en la Caja Mágica, el recinto polideportivo ubicado en el madrileño barrio de San Fermín, y cuya pista central dispone de capacidad para 12.500 espectadores.

El anuncio se producía esta mañana en el Ayuntamiento de Madrid con la presencia de Sofía Miranda, concejal delegada del área de Deporte del Ayuntamiento de Madrid; del viceconsejero de Deportes de la Comunidad de Madrid, Roberto Núñez, del presidente de la Real Federación Española de Balonmano, Francisco V. Blázquez; y del presidente de la Federación Madrileña de Balonmano, José Javier Hombrados.

Sofía Miranda, concejal delegada del área de Deporte del Ayuntamiento de Madrid, ha afirmado que “estamos ante un día muy importante para el deporte de la ciudad de Madrid por dos hechos que se resumen en uno, y es que el evento llega de la mano de la Federación Madrileña de Balonmano y la Real Federación Española de Balonmano, y que dispone del apoyo de la Comunidad de Madrid y el Ayuntamiento de Madrid, y esto hay que resaltarlo porque hacía tiempo que no sucedía la colaboración entre administraciones“. Además, ha apuntado que “estamos felices de albergar un trofeo tan importante en este momento tan especial, tras haber ganado el Campeonato de Europa, va a ser un lujo tener a todos estos jugadores en Madrid“.

Francisco V. Blázquez, presidente de la Real Federación Española de Balonmano, ha asegurado que “es todo un orgullo que la Copa de S. M. el Rey se dispute en Madrid, tengo que agradecer enormemente al Ayuntamiento de Madrid y la Comunidad de Madrid, y como no podía ser de otra forma a la Federación Madrileña de Balonmano, porque somos uno, un ente único que luchamos para que haya más balonmano, más niños, más aficionados, más actividad deportiva“. Añade, además, que “la Copa de S. M. el Rey es especial, todos los aficionados van a poder disfrutar de esta gran fiesta del balonmano español, aquí se van a juntar ocho de los mejores equipos de España, algunos de ellos con jugadores que acabar de ser campeones de Europa, y tenemos que darles un gran recibimiento por haber conseguido que nuestra bandera e himno hayan sonado en lo más alto“.

José Javier Hombrados, presidente de la Federación Madrileña de Balonmano, ha reconocido que “estoy contento de que la Copa de S. M. el Rey regrese a Madrid de la mano de la Real Federación Española de Balonmano; el evento es grande y poco a poco está tomando una dimensión muy importante, y todo ello en instalaciones del tamaño de las que dispone Madrid; ahora solo resta que los aficionados estén detrás, y así demostrar lo que siempre decimos, que haya más balonmano en Madrid“.

El precio de las localidades oscilará entre los 5 y los 60 euros, y se van a poder adquirir a partir del próximo lunes a través de Marca Entradas.

 

Todos contra el Barça

El mejor balonmano regresará a la Caja Mágica al cabo de 7 años, dado que en enero de 2013 el flamante estadio –joya de la corona en las candidaturas olímpicas de Madrid en 2012 y 2016– acogía los partidos de los Hispanos en la fase de grupos del Campeonato del Mundo de España 2013. De aquel mítico equipo todavía restan dos jugadores en activo desarrollando su carrera deportiva en la Liga ASOBAL, concretamente en el Barça, Aitor Ariño y Víctor Tomás, que ya saben lo que es jugar en el coliseo madrileño atestado de público. Raúl Entrerríos, capitán de los Hispanos durante el último lustro, se perdía aquella cita a una semana de su inicio por una rotura del tercer metacarpiano de la mano derecha.

Precisamente, el conjunto azulgrana participa en la fase final con el claro objetivo de revalidar el título conquistado el pasado año en Alicante, un cetro copero que no deja escapar desde 2014 y que ha alzado en 20 de las 44 ediciones celebradas. Junto al Barça, otros tres equipos están clasificados de forma directa: el Bidasoa de Irún, que está completando una gran campaña en su regreso a Europa; el ABANCA Ademar, que marcha segundo en la tabla clasificatoria de la Liga ASOBAL en la tercera etapa de Manolo Cadenas en el banquillo ademarista; y el Logroño La Rioja, que permanece en la zona noble con una plantilla plagada de juventud y talento.

Completan la terna de participantes en la fase final el Liberbank Cuenca, que el pasado año accedía a la final de forma sorpresiva ante el Barça de Xavi Pascual, el Fraikin Granollers de Adriá Figueras, y otros dos equipos que acumulan a su espalda tres rondas coperas: el Balonmano Benidormy el Helvetia Anaitasuna.

Deja un comentario