La Comunidad comparte su experiencia en transportes y movilidad con el Cabildo de Tenerife

La Comunidad de Madrid compartió su experiencia, ayer, 21 de enero, de gestión en materia de transportes con el Cabildo Insular de Tenerife, dentro de la relación de colaboración institucional que mantiene con otras administraciones autonómicas.

En concreto, el consejero de Transportes, Movilidad e Infraestructuras del Gobierno regional, Ángel Garrido, se reunió con el vicepresidente
primero del Cabildo de Tenerife y consejero de Carreteras, Movilidad e Innovación, Enrique Arriaga, y le ofreció una visión general del modelo de movilidad que está impulsando en la Comunidad de Madrid, “una movilidad sostenible, segura, accesible y que vertebra la región”, señaló.

Entre otros temas, trataron el modelo del Consorcio Regional de Transportes de Madrid, su esquema de financiación y la labor que se ha realizado desde el Consorcio para impulsar la creación del carril bus-VAO en la A-2.

El Consorcio Regional de Transportes de Madrid es un organismo público que gestiona y regula todos los transportes públicos y colectivos de la Comunidad.

Supone un modelo integrado desde el punto de vista administrativo, al ser el coordinador de todos los modos de transporte público; modal, al incluir todos los modos de transporte público colectivo; desde el punto de vista tarifario, con títulos adaptados a diferentes tipos de usuarios y por zonas; y un modelo de integración tecnológica, con una gran terminal tecnológica de tratamiento de datos y de gestión en tiempo real de infraestructuras e incidencias.

Los viajeros financian el Consorcio a través de la compra de títulos de viaje, que supone aproximadamente un 40% del coste real del viaje. El resto, lo subvencionan las distintas administraciones públicas que financian el Consorcio, como la Comunidad de Madrid (78%), Ayuntamiento de Madrid (12%), Administración General del Estado (9%) y otras corporaciones locales (1%).

PROYECTO TECNOLÓGICO
Otro de los puntos que se trató en la reunión entre Garrido y Arriaga ha sido la participación de la Comunidad de Madrid, a través del Consorcio Regional de Transportes, en el proyecto para poner en marcha un carril Bus- VAO en A-2.

En 2016, el Consorcio impulsó la creación de un grupo de trabajo con el entonces Ministerio de Fomento, al que posteriormente se adhirieron el
Ayuntamiento de Madrid y DGT, con el objetivo de fomentar el transporte público, mejorar la movilidad y las condiciones de seguridad y de servicio, así como reducir la contaminación.

Fruto de este grupo de trabajo se decidió mejorar el corredor de la A-2 mediante un protocolo general de actuación para implantar carriles de reserva de tráfico para autobuses, motos y vehículos de alta ocupación, que fue suscrito en noviembre de 2017.

El pasado mes de octubre, se firmó el convenio definitivo para la puesta en marcha del carril bus-VAO con una inversión total de 13 millones de euros y financiado a partes iguales por los participantes en el proyecto. La actuación en la A-2 consistirá en la reserva del carril izquierdo en ambos sentidos para la circulación de autobuses, motos y vehículos con alta ocupación, mediante sistemas inteligentes de transportes que permitirán su gestión en tiempo real, en función de las necesidades del tráfico.

Para ello, se señalizará, mediante balizas luminosas y paneles informativos, la activación del carril bus-VAO, cuyo control se realizará mediante detectores, cámaras y lectores de matrícula sin necesidad de establecer barreras físicas entre los carriles.

Deja una respuesta