Inaugurada la nueva pasarela peatonal entre Parque Coimbra y Parque Guadarrama de Móstoles

Un incendio calcinó el pasado 20 de julio la pasarela peatonal sobre el Arroyo del Soto que comunicaba las dos urbanizaciones.

La alcaldesa mostoleña, Noelia Posse, acompañada por la concejala de Presidencia y Desarrollo Urbano, Marisa Ruiz y la Portavoz de Podemos, Mónica Monterreal, y el Concejal de Hacienda y Presidente de la Junta de Distrito 5, Victorio Martínez, ha inaugurado la nueva pasarela peatonal que comunica las urbanizaciones de Parque Coimbra y Parque Guadarrama; una infraestructura totalmente renovada construida sobre el arroyo del Soto que sustituye a la pasarela que un incendio, presuntamente provocado, calcinó el pasado 20 de julio.

La destrucción de esta estructura suponía para los residentes de ambas urbanizaciones perder una vía de comunicación directa con servicios esenciales como el centro de salud. El Ejecutivo Local, se comprometió a reconstruir el nuevo paso peatonal a la mayor brevedad posible.

Desde la Concejalía de Presidencia y Desarrollo Urbano se han agilizado todos los trámites para garantizar que la nueva infraestructura estuviera operativa antes de final de año. En apenas cinco meses, el Gobierno Local ha conseguido restituir la estructura con todas las garantías para los vecinos, que hasta ahora tenían que desplazarse en coche o en transporte público para ir al médico o hacer la compra.

El incendio destruyó el tablero de madera laminada y dañó gravemente los elementos de apoyo, dejando en pie poco más que la subestructura de hormigón armado. Esta situación obligó a los técnicos del área de Desarrollo Urbano a diseñar una nueva estructura para sustituir la dañada.

Pese a que la pasarela original cumplía todas las normativas, para evitar que el fuego pueda dañar de nuevo la infraestructura en un futuro, se ha ejecutado el tablero en acero estructural y hormigón. Tiene una longitud de 108 metros con un ancho libre de 2 metros. Está formada por cuatro vanos de 24-30-30-24 m, apoyada sobre tres pilas dobles de hormigón que se elevan sobre el cauce para salvar el arroyo del Soto.

El suelo es antideslizante y la barandilla que protege los laterales, del mismo material que el tablero, tiene una altura de 1,30 metros. Se ha mejorado además la iluminación con puntos de luz led colocados a una distancia de unos 6 metros cada uno, para garantizar la visibilidad en las horas de menos luz y reforzar la seguridad.