Blardony: “La salvación de la hostelería va a ser la recuperación del consumo”

  • Entrevista a Juan José Blardony Arranz. Director general de Hostelería Madrid. Por Goyo Ybort

“Ofrecer un destino y unos establecimientos seguros será la clave”

Esta es la quinta entrega de la serie de entrevistas de La Quincena, dentro de la metamorfosis socio-laboral derivada de la afección de la enfermedad Covid-19, dirigidas a representantes de asociaciones vinculadas a los prioritarios motores de la economía, española y madrileña, como turismo y automoción.

En este caso, analizamos el sector hostelero y de restauración con el director general de Hostelería Madrid, Juan José Blardony Arranz.

Es sabido que España conquista a buena parte de su turismo por la gastronomía desde sus 300.000 establecimientos. El arte culinario, las reconocidas tapas servidas en barra o en terrazas, constituyen un gran atractivo, y un valor añadido más allá del económico, en todo el país y en Madrid en particular.

Esa característica propuesta en esos lugares de encuentro ha desaparecido durante un largo tiempo debido al confinamiento, poniendo en jaque a miles de negocios. Por ello, Hostelería Madrid y Hostelería España entregaron al Gobierno propuestas y reivindicaciones para recuperar oportunamente el sector, confiados en que “son necesarias campañas de promoción para la reactivación del consumo y promoción del turismo, al estilo de las medidas tomadas en otros países europeos, como los 18.000 millones de euros que el gobierno francés va a destinar al rescate del sector o los bonos que va a entregar Italia entre sus habitantes para incentivar el turismo local o la exención de impuestos”.

De la situación actual nos habla Blardony como máximo representante de Hostelería Madrid (anteriormente La Viña), desde hace 23 años; asociación empresarial que aglutina y respalda a alrededor de 3.000 empresarios hosteleros (de restaurantes, bares, cafeterías y pubs) en nuestra región.

¿Qué suele aportar el sector hostelero al PIB y al empleo en la Comunidad de Madrid?

“Nuestro sector aporta un 7% del PIB regional, además del impacto económico que tienen los restaurantes en el sector de la alimentación”.

¿Considera que la actual es la mayor crisis a la que se enfrenta el sector de hostelería? ¿Por qué?

“Nuestro sector ha afrontado varias crisis, la del 93, que tuvo un gran impacto en nuestro sector; la de 2008, que fue una crisis inmobiliaria pero que afectó a la capacidad de consumo y gasto en ocio de las familias; y esta que viene, que será una de las más duras que recordemos porque ha supuesto una paralización económica total y el cierre de las empresas durante más de dos meses. La evolución a futuro de la misma dependerá de cómo se recupere el consumo y el turismo”.

¿Qué estima que se va a llevar esta crisis por delante, en su sector?

“Cerca de un 20% de las empresas no van a poder superar esta crisis y cerrarán antes de que finalice el año. Las pymes de hostelería no cuentan con el músculo económico que tienen detrás las grandes cadenas, por ejemplo, y muchas de nuestras pequeñas empresas no podrán soportar los meses de cierre y la desaceleración del consumo que viviremos con la reapertura”.

¿Qué es lo que más echa de menos, en lo profesional, en esta situación?

“Seguramente, abrir la persiana de nuestros negocios todos los días, atender a nuestros clientes. Creo que esta crisis nos va a hacer reactivarnos, a todo el sector, en la vocación de servicio a los clientes”.

¿Qué ha sentido y cómo le afecta al sector la suspensión de ferias, fiestas, congresos, jornadas gastronómicas?

“Lo que está claro es que vamos a tener que adaptarnos. El teletrabajo nos va a traer menos consumo desde el ámbito de la empresa y las ferias y congresos presenciales se han sustituido por encuentros online y estos no generan consumo en los locales. Por lo tanto, tenemos que buscar nuestro hueco que cubra la necesidad experiencial que deberán tener las empresas cuando se produzcan sus encuentros personales. A nivel turístico, tenemos que buscar los segmentos de mercado específicos y hacer que Madrid compita y se promocione en ellos a través de nuestra oferta gastronómica”.

¿Cómo cree que va a ser la vuelta a la actividad plena del negocio y cómo desearía que fuera?

“Creemos que hasta el próximo año, o cuando dispongamos de una vacuna, no recuperaremos la normalidad en el consumo. Este año va a ser difícil para las empresas de servicios. Respecto a cómo desearíamos que fuese, pues nos gustaría poder volver a prestar nuestro servicio con normalidad, volver a ver disfrutar a nuestros clientes, tocarse, reírse, compartir sus momentos. Todo esto llegará, pero a medio plazo y cuando los índices de confianza sanitaria se normalicen”.

Desde el punto de vista de resultados en su segmento ¿cómo espera y desea que transcurra el segundo semestre del año? ¿De qué tipo de iniciativas dependerá su progresión o recuperación?

“No esperamos otra cosa que conseguir la continuidad de los establecimientos y de las empresas. Sabemos que no vamos a ganar dinero, realmente estamos en perder lo menos posible. Aun así, que no se produzcan recaídas en la pandemia va a ser fundamental, para ir recuperando progresivamente la facturación y poder tener unas navidades en las que empecemos a ver la luz de la recuperación”.

Si dependiera de usted, ¿cómo salvaría lo que queda de campaña 2020? ¿Cuáles serían las prioridades para favorecer a la mayoría de establecimientos y de clientes?

“La salvación de la hostelería en 2020 va a ser la recuperación del consumo. Sabemos que vamos a tener factores en contra: menor capacidad de consumo familiar, mayor desempleo, turismo débil, pero ofrecer un destino y unos establecimientos seguros va a ser la clave, porque sin seguridad no va a importar lo bueno que sea la oferta. Para eso, cuanto antes Madrid, debemos tener la capacidad de ofrecer, para nuestros ciudadanos y turistas, la diversidad y competitividad que presenta nuestra gastronomía y ocio íntimamente ligada a la seguridad de nuestro destino. En ello estamos trabajando”.

Deja una respuesta