John Jairo Correa: ‘El lamento de las chicharras’ es una protesta contra la injusticia y la impunidad

El pasado 7 de septiembre se llevó a cabo, en la galería de arte Santana Art Gallery de Madrid, la presentación de la novela El lamento de las chicharras, donde el autor colombiano, John Jairo Correa, estuvo acompañado por el escritor venezolano Juan Carlos Chirinos, en una tarde dedicada a las letras latinoamericanas.

«Una muy buena primera novela que se enmarca dentro de la tradición de las novelas cosmogónicas que crean sus propios universos. Con una prosa muy limpia y un lirismo muy bien trabajado», dijo Chirinos sobre la obra.

Al acto asistieron el Embajador de Venezuela en España, Antonio Ecarri Bolívar, así como distintas personalidades representantes de la cultura colombiana y venezolana en Madrid.

Se trata de una novela de suspenso, crimen e intriga, de fácil lectura narrada en tercera persona. El autor construye el relato a través de 35 breves capítulos en los que, por un lado se describen los escenarios que  dan contexto a la acción, mientras que por otro, se van definiendo los personajes que intervienen en la trama.

Publicada por el sello Ex Libris en Colombia, lleva a la ficción un caso de la vida real, del que el autor tuvo conocimiento durante su ejercicio profesional: la historia del fraude urdido por  un grupo de personajes, “sin horizontes, inteligentes, con habilidades operativas pero sin referentes morales”, según expresa el historiador Ricardo Franco Mendoza en un agudo texto acerca de la obra.

Foto Carlos Hernández

Desde el pueblo imaginario de Buenavista

Los acontecimientos se sitúan en Buenavista, un pueblo imaginario emplazado en los llanos orientales de Colombia, que es objeto de líricas descripciones por parte del escritor. Constituye, según expresa su autor, una protesta contra la injusticia y la impunidad.

“Los capítulos finales tienen una trama abierta, inconclusa, que favorece a los malos, que nunca llegan a ser castigados”, explica Correa.

Narrada en tercera persona, el autor construye el relato a través de 35 breves capítulos, en los que, por un lado, se describen los escenarios que dan contexto a la acción, mientras que por otro se van definiendo los personajes que intervienen en la trama. Es interesante como el autor descifra, a grandes rasgos, la personalidad de los protagonistas- principales y secundarios-, revelando la historia familiar, el perfil sicológico, socioeconómico y emotivo de cada uno de ellos.

El gran tema de la novela es la búsqueda de oportunidades por parte de personajes relativamente marginales, con respecto a la familia, la sociedad, la economía, el trabajo profesional y la institucionalidad. Todo ocurre en un territorio marginal pero en proceso de integración a la modernidad urbana y normalizada.

Y es precisamente en esos resquicios y fracturas institucionales, éticas y normativas donde estos personajes sin horizontes, inteligentes, con habilidades operativas pero sin referentes morales encuentran su oportunidad. Aprovechando la fragilidad de la integración entre los sistemas bancario y el de la administración de los fondos de pensiones urden un ingenioso proceso de defraudación continuada.

El descubrimiento del delito financiero y la investigación correspondiente para descifrarlo, parte la novela en dos. En la segunda parte el autor crea una atmosfera de suspenso con escenas dramáticas que incluyen extorsiones y asesinatos. Así, el lector llega, de mano el autor a un desenlace inesperado.

Sobre John Jairo Correa

John Jairo Correa es un polifacético profesional, abogado de profesión, reconocido por su trayectoria como jurista y por sus publicaciones internacionales en el ámbito académico. Cursó estudios en derecho internacional en Cambridge (Reino Unido) pero es, además, navegante, buzo de salvamento, sommelier y montañista.