Transparencia absoluta en las cuentas de Aldea del Fresno

El ayuntamiento de Aldea del Fresno informa del estado de las cuentas municipales en un acto de absoluta transparencia para con sus vecinos. El Plan de Saneamiento que está llevando a cabo el actual equipo de gobierno con el alcalde, Guillermo Celeiro Fabián a la cabeza, comenzaba en junio de 2011 cuando se revisaron las cuentas municipales al inicio de una nueva legislatura.

El ayuntamiento de Aldea del Fresno informa del estado de las cuentas municipales en un acto de absoluta transparencia para con sus vecinos. El Plan de Saneamiento que está llevando a cabo el actual equipo de gobierno con el alcalde, Guillermo Celeiro Fabián a la cabeza, comenzaba en junio de 2011 cuando se revisaron las cuentas municipales al inicio de una nueva legislatura. En esas fechas la deuda municipal ascendía a 357.433’24 euros de obligaciones reconocidas y alrededor de 100.000 euros de facturas no reconocidas de las anteriores legislaturas.

El normal funcionamiento del ayuntamiento, sin fondos, y teniendo que atender a los servicios municipales, pagos de nóminas, seguros sociales, gastos corrientes de mantenimiento del municipio, y otra serie de pagos en servicios para los aldeanos, seguía generando más deuda.

Guillermo Celeiro, de forma contundente y tenaz solicita a la Comunidad de Madrid que abone los más de 400.000 euros que debía a este ayuntamiento, y consigue que ese Organismo considere a Aldea del Fresno como prioritario y salde esta deuda.

Seguidamente se aprueba un plan de Ajuste y junto a él, el plan de proveedores por importe 284.694’87 euros para poder abonar las facturas registradas y reconocidas a los autónomos acreedores.

También liquida y cierra una póliza de crédito de 150.000 euros que tenía con el Banco de Banesto.

A día de hoy el ayuntamiento está al día en el pago de facturas, tiene sus cuentas saneadas y aplica una absoluta transparencia como es deber para con los ciudadanos que pagan rigurosamente sus impuestos y hacen que el municipio crezca día a día.

Deja un comentario