Madrid 2016: hoy puede ser un gran día

Para José Luis Rodríguez Zapatero es imposible hacer más de lo que se ha hecho y se está haciendo. “La candidatura es lo más fuerte que podemos imaginar como país”. Esperanza Aguirre ha asegurado que el respeto por España como potencia deportiva “ha crecido desde Singapur hasta aquí”

Para José Luis Rodríguez Zapatero es imposible hacer más de lo que se ha hecho y se está haciendo. “La candidatura es lo más fuerte que podemos imaginar como país”. Esperanza Aguirre ha asegurado que el respeto por España como potencia deportiva “ha crecido desde Singapur hasta aquí”Jornada especialmente intensa para la delegación española en Copenhague. Con la llegada ayer del presidente de Gobierno, los máximos representantes de la candidatura despliegan diplomacia e intensifican contactos con los miembros del CIO para explicar el proyecto madrileño y lograr adhesiones. Los Reyes, Rodríguez Zapatero, el alcalde, y la presidente regional se han reunido con medio centenar de miembros de la familia olímpica según un cálculo rápido dado a conocer a primeras horas de la tarde de ayer en la comparecencia de prensa del presidente de Gobierno y el alcalde de Madrid.

Entre las cincuenta entrevistas ha habido una con mucho peso, la mantenida entre el presidente del CIO, el belga Jacques Rogge, y la delegación española, encabezada por Sus Majestades los Reyes Don Juan Carlos y Doña Sofía, e integrada por Rodríguez Zapatero, Ruiz-Gallardón, Lissavetzky y el presidente del honor del CIO, Juan Antonio Samaranch.

Los responsables no quieren perder un minuto hasta la presentación oficial que tendrá lugar mañana. La presencia de los máximos representantes del país, con los reyes a la cabeza, acredita, en palabras de Ruiz-Gallardón, que “además del inmenso apoyo social, Madrid 2016 cuenta con un respaldo institucional sin fisuras”.

En las entrevistas con el CIO, los miembros de la delegación española han transmitido fundamentalmente un mensaje. Que Madrid 2016 “es una candidatura fuerte, unida, de un país entregado al deporte y al Olimpismo”. Lo ha dicho el presidente del Gobierno, al tiempo que aseguraba que mañana “vamos a dar lo mejor de nosotros mismos”, y que es imposible hacer más de lo que se ha hecho y se está haciendo. “La candidatura es lo más fuerte que podemos imaginar como país”.

Compromiso y legado
Rodríguez Zapatero reconoció que en sus entrevistas ha preferido escuchar para sacar conclusiones de cara a la presentación de mañana. “Los contactos han de servir para enriquecernos con las opiniones y sensibilidades que tienen los miembros del Comité. Eso es lo que hecho porque nos queda un momento muy importante, la presentación de mañana”. Aún así reconoció que está más animado que ayer cuando llegó a la capital danesa.

Ruiz-Gallardón sí avanzó que el valor añadido del trabajo que la delegación está desarrollando esta semana es doble. Por un lado, el equipo y el compromiso de un país y una ciudad. “Los Juegos -dijo- no se adjudican solo a una ciudad sino que se busca concretarlos en las personas que luego los harán realidad”. En segundo lugar, está el legado, “no tanto físico, sino entendido como la permanencia de los valores del olimpismo en la ciudad, que se conviertan en su lenguaje cotidiano, y no sean sólo un paréntesis del verano”.

La presidente regional, Esperanza Aguirre, relató sus impresiones tras los encuentros con los miembros del CIO. Impresiones que se resumen en un mayor respeto por España como potencia deportiva, “respeto que ha crecido mucho desde Singapur hasta aquí”, y el entusiasmo “desde los deportistas que han venido y los que no han podido hacerlo, hasta los periodistas, las instituciones, la Corona”.

Preguntado por la incidencia de los datos económicos españoles en la decisión final de la Asamblea, el presidente del Gobierno insistió en la fiabilidad de España como país a la hora de organizar eventos deportivos y en el hecho de que el 77% de las infraestructuras proyectadas estén ya preparadas, dos hechos que dan solidez y garantías al proyecto.

Un proyecto también avalado por la figura de Samaranch, que, como asegura haber constatado el presidente del Gobierno, “sigue siendo una gran referencia en el mundo del olimpismo, goza de gran prestigio y respeto y ha hecho mucho por España y la candidatura”.