La Policía Nacional detiene a un individuo que simulaba ser el nuevo comisario del distrito para robar en tiendas

Agentes de la Policía Nacional han detenido a Eugenio C. G., de 40 años y nacionalidad española, como presunto autor de la comisión de al menos 15 sustracciones en comercios de Madrid, Fuenlabrada y Getafe. El arrestado fingía ser el nuevo jefe policial de la zona y, con este y otros argumentos, se ganaba la confianza de los empleados de los establecimientos para que le entregasen dinero.

Agentes de la Policía Nacional han detenido a Eugenio C. G., de 40 años y nacionalidad española, como presunto autor de la comisión de al menos 15 sustracciones en comercios de Madrid, Fuenlabrada y Getafe. El arrestado fingía ser el nuevo jefe policial de la zona y, con este y otros argumentos, se ganaba la confianza de los empleados de los establecimientos para que le entregasen dinero. Con diferentes excusas, como analizar los billetes para verificar su autenticidad, salía del local y no le volvían a ver.

Se ganaba la confianza de los empleados
La investigación comenzó a mediados del mes de abril. La comisaría del distrito centro de Madrid recibió varias denuncias de empleados de establecimientos comerciales que manifestaban haber sido estafados por un varón que se identificaba como comisario de la Policía Nacional.

Su “modus operandi” siempre era el mismo. Accedía al interior de los comercios y con un tono muy amable y utilizando diversos argumentos, como que era el nuevo comisario del distrito, se ganaba la confianza de los empleados. Lograba embaucarles de tal forma que le entregaban de buena fe ciertas cantidades de dinero. Después, con diferentes pretextos abandonaba el comercio y desaparecía.

Posteriormente los investigadores pudieron constatar también que, además de actuar en el distrito centro, lo había hecho en otros como Tetuán, Chamberí y Moncloa, así como en las localidades madrileñas de Fuenlabrada y Getafe.

Asimismo, se pudo determinar que para conseguir el pretendido engaño, además de usurpar la función de comisario de policía, también se hacía pasar por otros cargos o empleos ficticios. En la práctica totalidad de los casos se valía exclusivamente de las buenas formas para conseguir el dinero, pero en alguna ocasión no dudó en utilizar la intimidación, llegando incluso a mostrar algún arma de fuego para lograr su propósito.

Una vez fue detenido, se pudo comprobar que el mismo había participado en al menos 15 hechos delictivos, no descartándose futuras denuncias. Además en el momento de su arresto le constaban en vigor tres reclamaciones policiales de diferentes comisarías de la región. El arrestado ha sido puesto a disposición judicial.

La investigación ha sido llevada a cabo por agentes de la sección de Policía Judicial de la Comisaría de distrito Centro, pertenecientes a la Jefatura Superior de Policía de Madrid.

Deja un comentario